La casa Skoda, oriunda de República Checa y parte del enorme Grupo Volkswagen, ha sabido distinguirse dentro de su grupo y cuenta con un no pequeño grupo de seguidores, que los consideran autos con una personalidad marcadas, eficientes y atractivos. Todo un mérito para una casa que se desarrolla junto a gigantes como VW o Audi.

  • 18 octubre, 2018

Esta personalidad hoy tiene un concepto que unifica a sus vehículos, que ofrecen tanto un excelente manejo, preciso y con buenas dosis de deportividad con los “simply clever”, que busca dar soluciones a problemas cotidianos, ocupando el ingenio y la inteligencia, más que con onerosas tecnologías. Si a esto lo unimos a la nueva apuesta de SUV compacto de la marca en Chile, tenemos al Skoda Karoq.

Se trata de un atractivo SUV, que se muestra con un diseño bien definido, algo robusto, en un tamaño que parece muy cómodo para la ciudad. Una parrilla algo severa, hace juego con luces casi rectangulares que le dan un aspecto que genera respeto.

“La llegada de Karoq da cuenta de la importancia que el mercado chileno tiene en la estrategia de nuestra marca a nivel mundial: estamos alineados a la ofensiva SUV de ŠKODA, y seguimos ampliando nuestra presencia en un segmento que hoy tiene un crecimiento acumulado de 36%. Así, queremos seguir mejorando nuestra posición en Chile y robustecer nuestra oferta acorde a las necesidades y exigencias locales”, declaró Hernán Delfino, gerente de ŠKODA Chile.

Con medidas contenidas, el Karoq promete gran espacio interior, que permite alojar a cinco adultos, que pueden disfrutar del sistema de audio touchscreen de 8” con SmartLink+, sistema de infotainment compatible con MirrorLink, Apple CarPlay y Android Auto; además de climatizador Dual Zona e iluminación ambiental, una de las últimas tendencias del mercado.

Maletero con 521 litros de capacidad, que pueden aumentar a 1.630 litros con los asientos abatidos se suman las soluciones de la filosofía “Simply Clever” como ganchos plegables incorporados en el maletero; compartimentos para guardar elementos y evitar que se muevan durante el viaje; mallas para afirmar la carga; luz trasera que también es una linterna, facilitando la visión en la noche; y el tiro de arrastre retráctil.

La variantes de las que dispone el Skoda Karoq en su llegada al mercado, contempla un bloque turbo de 1.5 litros TSI, acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades, para una potencia máxima de 150 CV  con torque de 250 Nm.  En seguridad exhibe cinco estrellas de Euro NCAP (organismo de prueba europeo), y cuenta con control crucero, sensor de luz/lluvia, freno de estacionamiento electrónico, suspensión adaptativa (DCC) – que aporta al dinamismo en la conducción, adaptándose a las diversas superficies-, Asistente de estacionamiento Park Assist, cámara de retroceso trasera, y 7 airbargs, por nombrar algunos. Su precio es de $15.990.000, y proyecta comercializar 360 unidades anuales. Una nueva motorización se contempla llegue pronto; un motor diésel 1.6 TDI de 115 CV.