La revista Forbes reveló cuáles son esas palabras que los exitosos evitan a toda costa.

  • 14 enero, 2019

Todas las palabras tienen poder. Algunas son capaces de desvirtuar un mensaje e incluso pueden disminuir el fondo y su intención.

Es por ello que las personas poderosas saben qué palabras evitar y mantener su inuencia e impacto. Y saben que cuando se trata de lenguaje, menos es más.

En esa línea, la revista Forbes reveló cuáles son esas palabras que los exitosos evitan a toda costa.

“Solo”
La palabra “solo” disminuye el contenido que sigue. Es una palabra que suaviza lo que quiere
lograr. Por ejemplo: “Solo estoy revisando mi correo electrónico…”.

En el ejemplo se puede comprobar que está minimizando la importancia de su correo electrónico. Usted está suavizando su solicitud de respuesta.

Hacer que parezca sin importancia, cuando en realidad lo es, puede disminuir su autoridad y hacerle parecer agresivo-pasivo.

“Muy”, “absolutamente” y “totalmente”
Palabras como “muy”, “absolutamente” o “totalmente” no agregan valor al nombre que desea describir o resaltar. No necesita decir: “Estoy muy emocionado”. Decir “Estoy emocionado” es la clave.

Los adverbios y adjetivos superuos pueden agregar drama innecesario. Cuando se aprecia el poder de las palabras, se usa menos de ellas para comunicar lo mismo. Entonces, cada palabra se vuelve más poderosa y puede ser mejor apreciada.

“Creo que” O “posiblemente”
Cada uno de sus pensamientos es su opinión. No necesita prefaciar sus ideas con un “Creo”. Similar a la palabra “solo”, “creo” y “posiblemente” son palabras protectoras. Cuando utiliza estas palabras lo que transmite es que puede estar equivocado. Es una forma de protegerse del ataque, si alguien tiene una opinión diferente.

Las palabras que puede usar para intentar protegerse están socavando su poder. Usted tiene derecho a opinar. Compartir su opinión sin dudarlo, incluso si otros no están de acuerdo, puede ayudar a cosechar respeto.

“Intentaré” Y “no se preocupe por eso”
Decir que tratará de hacer algo sugiere que no está seguro de sus habilidades. Si dice que hará algo, la gente sabe que lo intentará. Decir “lo intentaré” puede hacer que las personas se sientan nerviosas. Lo último que quiere que piensen los demás es que le falta confianza o incluso que no tiene la capacidad para intentarlo.

Cuando expresa demasiada confianza y dice “No se preocupe por eso”, deja a las personas en la oscuridad sobre lo que está haciendo, pues puede pensar que solo usted es capaz de realizarlo. Los líderes empoderan a otros, no los despojan de su poder.

“Lo siento”
Cuanto más se disculpe, menos eficaz se vuelve su disculpa. Utilice “lo siento” con moderación. Úselo solo para las instancias directamente causadas por usted y no para instancias fuera de su control. Por ejemplo, si llega tarde a una reunión debido a un accidente automovilístico, comparta el por qué llega tarde, pero no se disculpe por ello.

“Me gusta”, “lo que sea”, “etcétera”
Evite los “me gusta” y frases similares. Estas son palabras de relleno comunes. Las personas las usan cuando intentan pensar en lo que quieren decir a continuación. Diluye la potencia de las palabras. En su lugar, realice una pausa por un momento para procesar sus pensamientos.

“En realidad” y “obviamente”
Palabras como “en realidad” y “obviamente” sugieren que la otra persona no entiende el problema o las circunstancias (y que usted tiene razón) o entiende algo (cuando es posible que no).

Hacer suposiciones sobre los niveles de comprensión de otras personas puede molestar o frustrar a otros y hacer que las personas no le respeten.