Claramente son muchísimos los chilenos que durante los fines de semana prefieren una tarde de shopping –o al menos una de vitrineo– que una tarde cultural. Dispuestas a hacer algo al respecto, un grupo de jóvenes unieron sus fuerzas y formaron la productora cultural Vayvén, con la idea de transformar las vitrinas de las tiendas […]

  • 24 agosto, 2007

Claramente son muchísimos los chilenos que durante los fines de semana prefieren una tarde de shopping –o al menos una de vitrineo– que una tarde cultural.

Dispuestas a hacer algo al respecto, un grupo de jóvenes unieron sus fuerzas y formaron la productora cultural Vayvén, con la idea de transformar las vitrinas de las tiendas en escenario para que las personas puedan contemplar, en vez de maniquíes estáticos con la última moda, una obra o expresión de arte.
Con el proyecto bajo el brazo, se contactaron con las principales multitiendas y, finalmente, fue Paris quien decidió jugársela por esta nueva propuesta, la que ya ha resultado todo un éxito.

Según nos contaron, entre el jueves y el sábado de la semana pasada un total de seis bailarinas mostraron la actual campaña de vestidos satinados en una coreografía de movimientos abstractos inspirados en el tango. Con funciones de alrededor de una hora, la tienda de Avenida Lyon captó la atención de clientes y peatones, quienes se dieron el tiempo de observar por largo rato la propuesta, la que se exhibirá nuevamente este fin de semana. Después de la notable respuesta del público, Vayvén ya está pensando en nuevas formas de captar el ojo de los transeúntes para por unos minutos darles un baño de cultura.

Bien por Constanza Fernández, Francisca Las Heras y Carolina Errázuriz por atreverse con proyectos novedosos, y muy bien por Paris, que aportó un grano de arena a la creatividad nacional.