Inspirada en el concepto que los orientales tienen de la belleza y en su visión de la naturaleza, Verónica Allamand exhibe por estos días en “Serfémina” (La Sala) historias de mujeres y vida. Como con los pequeños poemas japoneses haiku, nos ntrega una emoción, un fragmento, un pequeño relato para dar una visión de cada […]

  • 19 marzo, 2008

Inspirada en el concepto que los orientales tienen de la belleza y en su visión de la naturaleza, Verónica Allamand exhibe por estos días en “Serfémina” (La Sala) historias de mujeres y vida. Como con los pequeños poemas japoneses haiku, nos ntrega una emoción, un fragmento, un pequeño relato para dar una visión de cada uno de estos mundos. Vital, poética y muy femenina.