¿Cuáles son los secretos para el éxito? Las personas exitosas trabajan duro, pero mucha gente lo hace y sigue sin serlo. Y seguir trabajando más duro sin alcanzar nada solo lo hará miserable. Entonces, ¿cuál es la respuesta? La gente exitosa no solo trabajan duro, también trabaja diferente. Entonces, veamos [tweetable]qué es lo que usted […]

  • 25 septiembre, 2015

Foto Flickr_Elon Musk

¿Cuáles son los secretos para el éxito? Las personas exitosas trabajan duro, pero mucha gente lo hace y sigue sin serlo. Y seguir trabajando más duro sin alcanzar nada solo lo hará miserable. Entonces, ¿cuál es la respuesta?

La gente exitosa no solo trabajan duro, también trabaja diferente.

Entonces, veamos [tweetable]qué es lo que usted y yo podemos aprender de personas extremadamente exitosas[/tweetable] que han logrado grandes cosas, y de paso, conocer algunas buenas anécdotas de ellas.

1. Cuando las cosas se ponen difíciles, hay que ponerse creativo

Las personas extremadamente exitosas hacen posible lo imposible, y lo logran siendo ingeniosos y creativos. Las investigaciones muestran que la gente en general no hace lo que es mejor, sino que lo que es más fácil. Las personas exitosas, por el contrario, se esfuerzan por encontrar la mejor manera.

Elon Musk se dio cuenta de ello en su búsqueda para construir una mejor nave espacial. Para la NASA, había que tener altos estándares, casi inalcanzables, para que un equipo lograra llegar al espacio, por lo que no hicieron caso a la tecnología off-the-shelf que era de menor precio, y Musk lo tomó, sin hacer caso a la NASA, y lo probó. Y funcionó.

2. No sea genial. Sea siempre bueno

Todo el mundo quiere verse bien durante una gran presentación, para sobresalir en ese momento crítico. Pero lo mejor es no preocuparse por ser el mejor en un momento determinado. Debe centrarse en mejorar sus habilidades y ser consistentemente bueno, no importa cuál sea la situación.

3. Utilice el rechazo como motivación

Cualquier biografía de una persona extremadamente exitoso es una letanía de rechazos. Pero ellos siguieron adelante. Matthew Weiner fue un guionista de Los Soprano y pasó a ser el creador de Mad Men. Pero no fue fácil llegar allí. ¿Cómo lo logró? Utilizó el rechazo como combustible para motivarlo y se aseguró de recordar los elogios que obtuvo a lo largo del camino.

4. Trabajar duro es la mejor manera de aumentar su red de contactos

Sí, las personas exitosas suelen levantarse temprano y llegar tarde a casa, pero no es solo el trabajo duro lo que les da resultados. Mike Bloomberg se convirtió en multimillonario y luego en el alcalde de la ciudad de Nueva York. Él acredita largas horas, pero revela un beneficio secundario de estar en la oficina cuando la mayoría de la gente se había ido: las únicas personas que quedan son las personas de éxito. Así que les llevaba un café y hacía un nuevo amigo.

5. No esperar que le den permiso

John Leal sabía cómo prevenir enfermedades: solo había que añadir un poco de cloro al agua. Suena obvio para nosotros ahora, pero en 1898 esto nunca se había hecho. Y el cloro es un veneno letal. Así que básicamente lo que la gente escuchó fue: “Hola a todos, vamos a envenenar sistemáticamente los suministros de agua”, y eso tuvo la reacción que era de esperar. Pero Leal sabía que tenía razón y ellos estaban equivocados. Así que… Lo hizo de todos modos.

6. Si no puede ser el número uno, sea inteligente

Algunos tienen éxito solo por un factor: ser inteligentes, hacer las cosas con un garbo que a la gente le parece irresistible. Incluso si usted no tiene la mejor solución, si implementa una de forma inteligente y creativa, algo que no se haya visto antes pero que sea seductor, la gente lo amará. Y si se puede motivar a la gente, puede hacer maravillas.

Revise el artículo completo en Business Insider.