¿Recuerda a su primer jefe? Seguramente, y sobre todo si era una persona que lo ayudó a surgir. La gente siempre recuerda a un buen gestor al inicio de sus carreras. Un buen gerente puede hacer que los temas desconocidos sean accesibles y desafiantes. Además, fomentan la confianza y logran que sus trabajadores quieran seguir […]

  • 15 septiembre, 2015

jefe_superateatimismo

¿Recuerda a su primer jefe? Seguramente, y sobre todo si era una persona que lo ayudó a surgir. La gente siempre recuerda a un buen gestor al inicio de sus carreras.

Un buen gerente puede hacer que los temas desconocidos sean accesibles y desafiantes. Además, fomentan la confianza y logran que sus trabajadores quieran seguir con sus proyectos en un corto y largo plazo.

Estas son [tweetable]seis cosas que los gerentes exitosos hacen para motivar y enseñar a sus equipos[/tweetable], y al mismo tiempo saber cuándo darles espacio para hacer su mejor trabajo.

1. Renuncian al miedo a perder

A veces el miedo a perder le impide a los gerentes renunciar a algunas de sus responsabilidades para delegarlas a otros miembros de su equipo. Cuando se deja de tener ese miedo irracional, todo el equipo mejora, aprende y crece en sus papeles, creando y ejecutando las estrategias. Un buen gerente sabe que no puede hacerlo todo él mismo.

2. Dan a conocer la cultura de la compañía y el amor por el trabajo

Para que los empleados sean tan apasionados como su jefe, deben predicar con el ejemplo. Deben saber que los proyectos y la empresa la están construyendo juntos, y es por eso que es muy importante que se predique con el ejemplo. Es bueno que el gerente haga que el trabajo sea divertido en ocasiones, ya que la gente trabajará más duro si se siente feliz con lo que hace.

3. Saben que el trabajo es para destacar las buenas ideas

El equipo busca el apoyo del gerente, y no solo cuando necesita ayuda, ya que muchas veces buscan orientación o retroalimentación para así poder hacer un mejor trabajo. A veces los trabajadores necesitan algún consejo o una buena idea, y el gerente no se da cuenta de ello, por lo que anula lo que podría haber sido un gran crecimiento para la persona y una ventaja para el proyecto.

4. Animan a los miembros de su equipo a preguntarse, “¿Qué estoy aprendiendo? ¿Estoy creciendo como persona?”

Debe ayudar a sus trabajadores a ver y reconocer la oportunidad de aprendizaje en todas partes, comenzando con su carrera y luego pidiéndole cosas que no habrá hecho antes, pero de las cuales es capaz. Entonces debe pedirle a la gente hacer un inventario sobre las cosas que está aprendiendo y cómo le sirve esto para la vida. Así, podrán ver las contribuciones que están haciendo a su propio éxito y crecimiento.

5. Nutren las carreras de sus miembros del equipo

El gerente debe sentirse responsable del desarrollo profesional de cada persona en el equipo, asegurándose de tener un plan de carrera claro para ellos. A medida que el equipo crece, la empresa crece también.

6. Se aseguran que el personal se sienta valorado

Es importante para un administrador para crear un ambiente donde los empleados sienten que sus opiniones y aportes son valorados. Así, los empleados estarán más comprometidos a hacer lo que sea necesario para asegurar el éxito del equipo.

Revise el artículo completo en Business Insider.