Anoche el Intendente Felipe Guevara denunció que tres aeronaves salieron de la Región Metropolitana hacia segundas viviendas. Se trata de tres helicópteros que viajaron a Cachagua, Zapallar y Totoralillo entre el lunes y martes de esta semana, asegura desde la DGAC Ricardo Gutiérrez.

  • 9 abril, 2020

«No han cometido ninguna falta ni delito aeronáutico, han cometido una falta o delito desde el punto de vista sanitario o de orden público», explica el secretario general de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Ricardo Gutiérrez, quien confirma que fueron tres vuelos en helicóptero los que salieron desde el aeródromo de Vitacura entre el lunes y martes de esta semana, con destino a Cachagua, Zapallar y Totoralillo.

«Nosotros podemos restringir estos vuelos y a partir de hoy a las 18:00 se restringirán, pero hasta ayer no estaban», señala. «Ahora está prohibido cualquier vuelo que no sea por uno de los siguientes tres motivos: una aeronave de Estado, es decir, una de las Fuerzas Armadas, de Carabineros o de la PDI; una aeronave que tengan que ver con evaluaciones médicas o que tenga que ver con un objetivo sanitario o una que vaya a cumplir algo que tenga que ver con esta catástrofe u otra que se pudiera generar, como por ejemplo un incendio forestal», agrega.

En conversación con Capital, Gutiérrez asegura que los pilotos están identificados, al igual que los dueños de las naves. Sin embargo, hasta ahora, la autoridad sanitaria o de orden público no la ha solicitado. «El intendente dijo un hecho: habían despegado aeronaves de aquí a la zona de la costa, eso es verdad. No sé cuándo supo y tampoco cómo lo supo porque a nosotros no nos ha llegado ninguna solicitud de intendencia», advierte.