Por: Marcelo Soto fotos: Verónica Ortíz Cada vez que viene a Chile, Sebastián Edwards aprovecha de deambular un rato por calles y barrios de Santiago, como para tomarle el pulso a la ciudad, más allá de cifras e informes. El economista de UCLA, afincado en EE.UU. hace décadas, sorprende cuando habla del país: lo conoce […]

  • 21 diciembre, 2017

Por: Marcelo Soto
fotos: Verónica Ortíz

Cada vez que viene a Chile, Sebastián Edwards aprovecha de deambular un rato por calles y barrios de Santiago, como para tomarle el pulso a la ciudad, más allá de cifras e informes. El economista de UCLA, afincado en EE.UU. hace décadas, sorprende cuando habla del país: lo conoce bien, entiende las pequeñas discusiones (y las grandes); está enterado de las polémicas, de los últimos libros, de lo que se comenta.

Cuando puede, se reúne con escritores y poetas jóvenes, con columnistas, empresarios y académicos. Es un rango amplio de gente. Antes de las elecciones, sin ir más lejos, se juntó con un pariente que es una especie de mito: su tío Miguel Edwards, a quien le dicen “el Loco”, en el Mercado Central y tuvieron un diálogo franco, a veces delirante y por momentos muy íntimo, un fragmento del cual fue publicado por The Clinic. Merece leerse para atisbar los secretos, las esquinas, que cada familia simula o disfraza…

“Piñera se comprometió a hacerlo (avanzar en la gratuidad), y debe cumplir con su palabra. Él es el presidente, y no Felipe Kast”.

“La izquierda como la conocimos en los últimos 25 años está muerta… Aquí se va a necesitar un período largo de reflexión y de reconstrucción”.

“El presidente no puede rodearse de miembros de la élite que crecieron en el barrio alto de Santiago, y fueron a los colegios de curas y monjas más exclusivos”.

“Muchas ideas del FA son anticuadas… Otras no lo son tanto, y algunas incluso son interesantes y pueden ser discutidas. El nuevo gobierno no debe ignorarlos”.

“El discurso de Piñera se hará más sofisticado. Creo que se moverá en la dirección esbozada por Carlos Peña en su libro Lo que el mercado sí puede comprar”.

Si eres suscriptor,

continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.