Llegaron a venderse a 20 mil dólares cada una. Hoy, apenas se transan en 200 dólares. El último censo agropecuario reveló que de 145 mil ejemplares que había en 2002 en ese país, ahora quedan menos de 40 mil.

  • 30 mayo, 2019

La población de llamas parece estar desapareciendo de Estados Unidos. El último censo de agricultura publicado la semana pasada en ese país arrojó que el número de esos animales ha disminuido drásticamente, según la cadena NBC.

Mientras en 2002 hubo casi 145.000 ejemplares en Estados Unidos, en 2017, se contabilizaron menos de 40 mil, de acuerdo con los datos del Censo de Agricultura de 2017, que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos publica cada cinco años.

Según la NBC, la culpa de todo la tiene una burbuja financiera: entre 1980 y hasta mediados de los 2000, el precio de estos animales y su lana se dispararon. Tanto, que en 1986 en Salem, Oregón, las llamas se llegaron a vender a 20 mil dólares. Pero después, esos precios se hicieron insostenibles.

Hoy no hay mercado ni para su carne ni su lana. Tampoco nadie sabe mucho qué hacer con estos animales nativos de Sudamérica que hoy se venden a 200 dólares.

A eso se sumaron las enfermedades que atacaron a estos animales.

El pinchazo de la burbuja especulativa golpeó sobre todo a la economía de Oregon.