Rusia reconoció el día de hoy que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo, explotó debido a una bomba colocada por terroristas. El Servicio Federal de Información (FSB, antiguo KGB), confirmó que un artefacto explosivo estalló en el interior de la aeronave, con lo que se constata que el […]

  • 17 noviembre, 2015

avio-ruso

Rusia reconoció el día de hoy que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo, explotó debido a una bomba colocada por terroristas.

El Servicio Federal de Información (FSB, antiguo KGB), confirmó que un artefacto explosivo estalló en el interior de la aeronave, con lo que se constata que el aparato sufrió un ataque y no cayó por accidente. El examen de los restos de la aeronave realizado por los investigadores del FSB ha encontrado restos de explosivos.

“En el vuelo explotó un artefacto explosivo de una potencia de 1,5 kilos de trilita. Como resultado, el avión se desintegró en el aire”, informó el jefe del FSB, Alexánder Bortnikov.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, prometió que se hará todo lo necesario para encontrar a los responsables de este ataque terrorista y aseguró que todo el peso de la ley caerá sobre sus hombros.

El aparato siniestrado, un A321 de una compañía aérea rusa, se estrelló minutos después de despegar de la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo.

Revise el artículo completo en El Universal.