El ingreso de María Cecilia Karlezi –parte de la familia controladora de Falabella– a la propiedad de Clínica Las Condes, tras adquirir hace unos meses el 10,04% de las acciones, no es el único cambio que podría darse en esa firma. Supimos que al interior del principal accionista de la clínica, los propios médicos, se […]

  • 4 marzo, 2009

El ingreso de María Cecilia Karlezi –parte de la familia controladora de Falabella– a la propiedad de Clínica Las Condes, tras adquirir hace unos meses el 10,04% de las acciones, no es el único cambio que podría darse en esa firma.

Supimos que al interior del principal accionista de la clínica, los propios médicos, se estaría discutiendo entre quienes quieren mantenerse en la propiedad y quienes desean salir de ella. La polémica se arrastra desde fines de 2008, cuando se comenzó a exigir a los médicos la “exclusividad” de sus servicios; esto es, no mezclarlos con consultas en otras clínicas.

Al interior de la institución dicen que esto se definió por un tema de gestión y dedicación hacia los pacientes, pero ha ido cobrando rechazo en algunos médicos, que hasta antes del ingreso de Karlezi controlaban poco más del 65% de la clínica y que ahora no desean seguir formando parte de la sociedad. Por eso, en el mercado se asegura que está en marcha una campaña por allegar más médicos que formen parte de la propiedad bajo esta nueva condición, con el fin de no perder peso frente al resto de los accionistas, donde destacan Banmédica, Corpvida y Bancard.