La selección chilena debutó en el Mundial Femenino de Fútbol de Francia. Su primera participación en una Copa sorprende al equipo hasta con un álbum con las láminas de las jugadoras.

  • 7 junio, 2019

Ese día la historia del fútbol femenino en Chile se aceleró. El 22 de abril de 2018 La Roja clasificó a su primera Copa del Mundo tras golear 4 a 0 a Argentina. Entre los aplausos, los nervios y la esperanza, se instaló también la certeza de que el fútbol femenino iniciaba un buen momento. Y que ahora, la apuesta sería en grande. Hoy, las 23 seleccionadas nacionales ya están en Francia esperando su debut, Chilevisión transmitirá los partidos, hay publicidad en sus camisetas y cada vez más gente interesada en ver jugar a las mujeres.

El crecimiento de las reivindicaciones femeninas y la visibilización de sus luchas fueron clave. Las mujeres estaban ahí, pero pasaban desapercibidas. Hasta no hace mucho, el fútbol de hombres era “el” fútbol, a secas. Pero en forma paralela emergían estas estrellas. Ocultas, corriendo detrás de la pelota en medio de enormes dificultades y precariedades. “No ha sido un camino fácil y todavía falta demasiado, pero se ha avanzado”, reflexiona Paula Navarro, la directora técnica de Santiago Morning, convertida en referente del fútbol nacional femenino, tras liderar el campeonato local del año pasado.

Por eso Francia 2019 es tan importante. El certamen, que convoca entre el 7 de junio y el 7 de julio a 24 selecciones femeninas de todo el mundo, encuentra al balompié femenino en un momento de crecimiento, replanteos y objetivos nuevos en el país. Lo alcanzado hasta ahora por las 23 jugadoras de la Roja femenina es solo el puntapié inicial para cosas mucho más grandes en el fútbol femenino chileno, todavía marcado por el reclamo de una profesionalización excesivamente lenta: son escasas las jugadoras que tienen contrato, y a las pocas que les pagan deben conformarse con trabajar mucho y a la sombra del fútbol masculino. Mientras ellas pelean por derechos laborales básicos, ellos disfrutan realidades con varios ceros, contratos e ingresos por diversas actividades.

Independiente de los resultados que obtenga, el equipo femenino dirigido por José Letelier está haciendo historia al meterse en la cita planetaria. La participación chilena en el Mundial está contribuyendo a hacer visible al fútbol femenino y su carrera de logros. Y también a las jugadoras: ya hay 13 futbolistas chilenas participando en las ligas femeninas de Francia, España, Brasil y hasta Japón.

“Las expectativas son enormes”, resume Navarro, mientras prepara también su viaje a Francia a alentar a las chicas. Cree que el Mundial puede hacer crecer el interés del público chileno por la práctica. No solo por la revolución que podrían causar las jugadoras cuando salgan a la cancha, el próximo 11 de junio en su debut ante Suecia en Rennes, sino también por los medios, las marcas y todos los millones que implica una copa del mundo.

Disciplina obligatoria

“Hay que aprovechar esta oportunidad para ir contagiando a las niñas que están partiendo en el fútbol femenino de que es un camino posible de recorrer. Estoy convencida de que así será. Este Mundial y los grandes eventos deportivos generan un impulso en el desarrollo deportivo de los países que participan”, afirma la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

La secretaria de Estado, que estará presente en el partido debut de la Roja femenina ante Suecia, añade que “sabemos que aún existe mucho trabajo que hacer. Y desde el Ministerio del Deporte hemos intentado aportar con ideas concretas. Tales como la determinación que anunciamos el año pasado, de que el fútbol femenino sea considerado una disciplina obligatoria en los Juegos Deportivos Escolares”.

Antes del partido con Suecia, la ministra participará de la Convención de Fútbol Femenino de la FIFA que se celebrará en París, donde se profundizará en el fenómeno social que se está viviendo en los países que participan de la Copa del Mundo.

En el mundo del balompié femenino sitúan 2011 como el inicio de su etapa más oscura. Hasta 2008, tras la organización del Mundial Sub 20, la actividad iba creciendo en el país, pero la llegada de Sergio Jadue a la presidencia de la ANFP lo cambió todo: la selección femenina estuvo más de tres años sin jugar.

Las jugadoras y ex directores de la entidad aseguran que al ex dirigente –quien actualmente reside en Miami tras declararse culpable de corrupción en la venta de los derechos de televisación de los certámenes organizados por la Conmebol– no le importaba esta rama. Y la desdeñó.

El fenómeno del álbum

Chile ocupa el puesto 39 del ranking FIFA femenino y en este Mundial juega en el Grupo F junto a Estados Unidos, Suecia y Tailandia. Su figura y capitana es la arquera del femenino de Paris Saint Germain, Christiane Endler, elegida como la mejor guardameta de la Liga francesa de esta temporada.

Endler tiene el número 444 en el álbum Panini del Mundial de Francia. La editorial italiana presentó en abril su cuadernillo de 56 páginas y 480 láminas con las protagonistas de las 24 selecciones participantes. Es la primera vez que la firma pone a la venta en el país una colección de este tipo.

Y la demanda está demostrando el interés de la hinchada. Desde que el álbum salió a circulación el 30 de abril, ya suman varios miles de sobres vendidos, más allá del público que es fiel a las colecciones de fútbol. “Se ha despertado un nicho nuevo que quiere ver a esta selección en este evento histórico y eso se condice con los resultados en venta, lo cual lo ubica dentro de los primeros puestos. Los álbumes de fútbol femenino están haciendo su camino propio y hay que esperar que empiece a madurar”, dice Consuelo Lillo, marketing manager de Panini Chile.

La firma no entrega cifras de ventas, pero a su tradicional tienda en Ñuñoa llegan decenas de niñas, muchas acompañadas de sus padres, a intercambiar láminas. Aunque hoy se pueden comprar todas las figuras que faltan, todavía los coleccionistas se reúnen a hacer trueques y por redes sociales abundan las ofertas de permutas.

Lillo destaca la participación de las propias jugadoras en la promoción del álbum o para firmar las camisetas autografiadas que sorteará la firma. Durante el lanzamiento, la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino (Anjuff) participó activamente en diversas publicaciones, resaltando que se trata de una oportunidad para acercar el fútbol femenino al público general. La jugadora Iona Rotfeld, directora de esa entidad, dijo muy en serio, pero también con sorna: “Nos dijeron que estábamos locas, que a nadie le importaba, ahora están juntando nuestras laminitas”.

El álbum fue presentado en abril durante un lanzamiento planetario y con amplia cobertura de prensa, sobre todo luego de que Nuria Cebrián Bernabé, una niña española de ocho años, enviara una carta a Panini en la que les pedía realizar un álbum de láminas del fútbol femenino.

Incentivos económicos

Sin embargo, el partido crucial para las futbolistas es el que tiene que ver con la igualdad y con alcanzar condiciones profesionales mínimas. Navarro recuerda los momentos de desidia que ha sufrido el fútbol femenino, sin condiciones mínimas de trabajo, ni competencias. “Si conocieran cómo es la vida de cada chica que practica este deporte, se darían cuenta de que realmente se necesita que sea profesional para seguir manteniendo en pie la disciplina y para que, en un futuro, lleguemos a ser potencia mundial”, explica.

Vivir del fútbol siendo mujer no es fácil. “Qué bueno que el Gobierno se pronuncie ahora. Me parece genial que nos hayan invitado a La Moneda y ojalá surja el apoyo para el fútbol femenino como debe ser, y que no sea solo una felicidad por haber clasificado y que lo dejen para después”, escribió Christiane Endler en su cuenta de Instagram en 2018, cuando junto a todo el equipo fue convocada al Palacio de Gobierno para recibir un homenaje por su clasificación al Mundial de Francia.

Las chicas se quejaron ese día de que muchas entrenaban de noche porque tenían que estudiar o trabajar, o las dos cosas, y después jugar. Dijeron que hasta ahí llegaba el reconocimiento, porque eso no cambiaba la precariedad ni las enormes dificultades que deben enfrentar las mujeres que sueñan con dedicarse al fútbol. Muchas también han reconocido sentirse marginadas y hasta discriminadas a veces.

En la ANFP aseguran que hay avances. Sebastián Moreno, presidente de la entidad, detalla que en 2019 se implementó una nueva modalidad de campeonato nacional femenino, con dos divisiones, y un sistema de ascenso y descenso, cuyas instancias serán transmitidas por el cable.

Además, una de las mejoras para las más de 645 jugadoras que reúnen las dos divisiones del medio nacional es la implementación de un seguro médico que rige desde este 9 de mayo. Un trabajo que se realizó en conjunto con la Anjuff.

Otra muestra del interés que despierta la Roja fue el ingreso del Banco Santander como auspiciador. Su participación es vista como un paso más en la hoja de ruta del desarrollo del fútbol femenino. También están Nike, Unimarc, Claro y Arauco.

Entra la TV

El fútbol femenino, ahora en plena expansión, es uno de los territorios que pretende conquistar Chilevisión. El canal del grupo Turner apostó sus fichas para convertirse en el canal oficial del Mundial Femenino, con un fuerte despliegue que considera tratar el torneo como una Copa Mundial tradicional, con transmisiones en directo y comentaristas locales.

“Le daremos un tratamiento copa evento mundial. Transmitiremos todos los partidos que tendrá Chile, más la inauguración y el encuentro de esa jornada, que lo disputarán Francia y Corea del Sur. Luego llevaremos un encuentro por ronda de cuartos de final, semifinal y final. Desde estudios, las transmisiones estarán conducidas por Gonzalo Fouillioux, relatadas por Patricio Barrera y comentados por Javiera Naranjo, más los despachos que tendremos de Grace Lazcano, que ha sido parte de este proceso y que está preparando un documental sobre esta selección, y quien es una referente del fútbol femenino”, detalla el productor ejecutivo del área deportiva, Marco Antonio Cumsille.

La primera fecha de aparición de la Roja Femenina será el 11 de junio con Suecia, luego el 16 de junio contra Estados Unidos y el tercer encuentro quedó agendado para el 21 de junio frente a Tailandia.

“Esta selección chilena ha generado mucha conversación pública, con temas de mujer y de la importancia que se le debe dar a una selección que representa a todo un país. Estamos motivados para transmitir y poder llevar las historias de estas jóvenes chilenas a todo el país en un evento de clase mundial, del equipo local y luego un encuentro relevante de cada fase siguiente hasta llegar a la final”, añade Cumsille.

Pero la batalla del fútbol femenino no ha hecho más que comenzar. Las mujeres saben que hoy es su momento.

Gol de mujer

Mundial femenino: Octava Edición

Fechas: 7/06 al 7/09 de 2019

Selecciones: 24

Futbolistas: 552

Sedes: 9 (Lyon, Grenoble, Le Havre, Montpellier, Niza, París, Reims, Rennes y Valenciennes)

Grupos: 6 (Chile, en el Grupo F)

Premios: US$ 30 millones a repartir

Fútbol femenino en Chile: 24 clubes

Jugadoras en Chile: 645