La computación y la neurociencia se están uniendo rápidamente, algo que queda vívidamente ilustrado mediante [tweetable]el primer uso de un algoritmo de cómputo para procesar las señales eléctricas del cerebro[/tweetable]. El implante desarrollado en la University of Southern California ayuda a un cerebro dañado a codificar las memorias y ofrece la esperanza de desaparecer la […]

  • 8 octubre, 2015

cerebro-tecnologia

La computación y la neurociencia se están uniendo rápidamente, algo que queda vívidamente ilustrado mediante [tweetable]el primer uso de un algoritmo de cómputo para procesar las señales eléctricas del cerebro[/tweetable].

El implante desarrollado en la University of Southern California ayuda a un cerebro dañado a codificar las memorias y ofrece la esperanza de desaparecer la amnesia extrema.

Avances recientes están llevando la neurotecnología a entornos que hubieran parecido ciencia ficción hace unas décadas. Por ejemplo, las personas paralíticas pueden operar brazos robóticos e incluso mover sus propias extremidades cuando se canalizan sus pensamientos a través de implantes electrónicos.

Los super escáneres están comenzando a desbloquear las mentes de algunos pacientes quienes se pensaban estaban en estado vegetal permanente. Y los experimentos con animales de laboratorio dan una idea de posibilidades futuras, como reescribir la memoria para eliminar malas experiencias y reforzar las buenas.

El uso de las TI para manipular memorias y pensamientos humanos plantea claras cuestiones éticas y morales, pero se debe agradecer los beneficios médicos prometidos.

Si las pruebas clínicas confirman que la prótesis de USC puede restaurar la memoria en pacientes relativamente jóvenes con accidentes o derrames cerebrales, codificando sus señales cerebrales para que eviten la región dañada del cerebro, sería un adelanto fantástico.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.