El bicentenario ya pasó de moda. ¿Qué pasará en cien años más? Al arquitecto Rodrigo Tisi se le ocurrió, en 2006, pensar un proyecto complejo y contundente para la capital. Nada de cortes de cintas. Sólo reflexiones de lo que será el tricentenario, partiendo de la base de que el arte puede ser considerado un motor urbano capaz de producir un cambio y activar una ciudad.

  • 2 noviembre, 2010

El bicentenario ya pasó de moda. ¿Qué pasará en cien años más? Al arquitecto Rodrigo Tisi se le ocurrió, en 2006, pensar un proyecto complejo y contundente para la capital. Nada de cortes de cintas. Sólo reflexiones de lo que será el tricentenario, partiendo de la base de que el arte puede ser considerado un motor urbano capaz de producir un cambio y activar una ciudad.

Así nació SCL2110, un proyecto que conjuga arquitectura, arte y performance. Para ello, fueron convocados artistas y arquitectos de fama mundial. Bernard Tschumi, el responsable del famoso Parc de La Villete en París, propuso que el cerro San Cristóbal, el parque urbano más grande de América, sea transformado en un “dispositivo ambiental”, pero también social, ya que los túneles sirven, además, para conectar las dos áreas de Santiago separadas por el cerro.

Otra propuesta interesante es Cielo público, de la oficina neoyorkina Diller Scofidio + Renfro. Frente al palacio de La Moneda, este proyecto propone alinear cientos de globos, como volantines, para construir una pantalla virtual para que, mediante dispositivos tecnológicos, la gente pueda elegir qué cielo quiere ver.

Parte de estos trabajos se puede ver en el libro SCL 2110, que ya está disponible en librerías.