Sí. Ya es un hecho. Abraham Senerman, dueño de Sencorp, y Bethia, el holding de negocios de Liliana Solari, están a punto de aterrizar en Perú. Y más pronto de lo que suponían, pues hasta hace unos meses la versión de los socios de Titanium era que lo estaban pensando. Pero la oportunidad de aterrizar […]

  • 6 abril, 2007

Sí. Ya es un hecho. Abraham Senerman, dueño de Sencorp, y Bethia, el holding de negocios de Liliana Solari, están a punto de aterrizar en Perú. Y más pronto de lo que suponían, pues hasta hace unos meses la versión de los socios de Titanium era que lo estaban pensando. Pero la oportunidad de aterrizar en Lima, al parecer, fue más fuerte, porque Perú está en medio de un boom de crecimiento que no está dejando indiferentes a los empresarios chilenos.

Según supo Capital, las maletas están casi cerradas para llegar al mercado vecino en unos pocos meses más. ¿La idea? Construir un Sanhattan en pleno Lima, muy parecido al que hiciera famoso a Senerman en los años 90. No es lo único. Para concretar la iniciativa, los chilenos están sondeando posibles socios locales. Hasta ahora, al menos, se han reunido con ejecutivos de los principales grupos económicos peruanos. No se pierda: Graña y Montero, Romero y Brescia, todos ellos de un tonelaje impresionante y dispuestos, por lo que nos contaron, a analizar la propuesta de Sencorp y Bethia. En Chile, en tanto, están desarrollando un megaproyecto de 120 millones de dólares en La Portada de Vitacura, que considera una torre de 52 pisos, una de las más altas de Santiago.