En 2011 comenzó la guerra entre Apple y Samsung, principales rivales en telefonía móvil, por el caso de violación de cinco patentes que la compañía de Cupertino reclamaba en contra de la surcoreana. Finalmente, un jurado popular de California -que ha deliberado durante tres días- ha emitido su veredicto. Así, [tweetable]Samsung deberá pagar US$119,6 millones […]

  • 5 mayo, 2014

Foto Flickr_iPhone 5S vs Galaxy S5

En 2011 comenzó la guerra entre Apple y Samsung, principales rivales en telefonía móvil, por el caso de violación de cinco patentes que la compañía de Cupertino reclamaba en contra de la surcoreana. Finalmente, un jurado popular de California -que ha deliberado durante tres días- ha emitido su veredicto.

Así, [tweetable]Samsung deberá pagar US$119,6 millones a Apple por la disputa sobre patentes[/tweetable], ya que todos los dispositivos de la surcoreana involucrados en el juicio infringieron la patente de “enlaces rápidos” (quick links) de la empresa dirigida por Tim Cook, pero no la de “búsqueda universal” ni la de “sincronización del fondo”.

Apple exigía que Samsung le pagara US$2.200 millones, de los cuales el jurado decidió que solo recibirá US$119,6 millones como indemnización. Sin embargo, no existe ninguna prohibición de fabricación ni comercialización de los aparatos de Samsung.

“La sentencia de hoy refuerza lo que ya han dicho tribunales de todo el mundo: que Samsung nos robó deliberadamente nuestras ideas y copió nuestros productos”, señaló Kristin Huguet, portavoz de Apple, a través de un comunicado.

Revise el artículo completo en La Vanguardia