Como las temporadas de ropa son cada vez más cortas muchas marcas de renombre no alcanzan a vender todo lo que tienen en oferta. Un problema grave, que tenía a los product manager de marcas como Zara, Kosiuko, Ona Sáez, Ossira, Saxoline, Cacharel, Tatienne y Colloky, de cabeza buscando una solución. Pero antes de encontrarla, […]

  • 4 mayo, 2007

Como las temporadas de ropa son cada vez más cortas muchas marcas de renombre no alcanzan a vender todo lo que tienen en oferta. Un problema grave, que tenía a los product manager de marcas como Zara, Kosiuko, Ona Sáez, Ossira, Saxoline, Cacharel, Tatienne y Colloky, de cabeza buscando una solución. Pero antes de encontrarla, se toparon con la idea de Mauricio Cohn y Jorge Josephson, dos ejecutivos con años en el rubro confecciones, que levantaron una bodega para la venta de saldos. En El Cortijo, el complejo de edifi cios en el cruce de la Ruta 5 y Vespucio, se encuentran disponibles estas marcas a mitad de precio. La bodega se llama Piso Compartido, y aunque no tiene letrero, se la reconoce porque está cubierta por fuera igual que cuando una empresa fi nancia la pintura de un edifi cio. Ellos ofrecen dos opciones: comprar los saldos o tomarlos en consignación, pero para el cliente el resultado es el mismo. También hacen ventas itinerantes de outlet: instalándose en regiones por una semana. Llevan un año y medio con ventas totales de 1.200 millones de pesos y cada vez son más las tiendas interesadas en sus servicios. Pero eso no es todo. Los socios, que no superan los 35 años, se aprestan a dar un salto de la mano de Jaime Sinay y los hermanos Jorge, Claudio y Felipe Israel para construir un mall de outlet con 40 tiendas que van a vender saldos de temporada. El lugar escogido es Vespucio antes de la Panamericana Norte. La fecha de apertura será marzo de 2008 y las matriculadas, hasta ahora, son Adidas, Kosuiko, Ona Sáez, Saxoline y Coty’s.