Dos cambios de tonelaje están en curso en el sector eléctrico. El primero, de más larga data, tiene que ver con la intención de Sempra de desprenderse de su participación en la distribuidora Enerquinta, que en los años 90 controlaba el grupo Fernández León. El segundo, más reciente, está de la mano de PPL, que […]

  • 6 abril, 2007

Dos cambios de tonelaje están en curso en el sector eléctrico. El primero, de más larga data, tiene que ver con la intención de Sempra de desprenderse de su participación en la distribuidora Enerquinta, que en los años 90 controlaba el grupo Fernández León.

El segundo, más reciente, está de la mano de PPL, que inició un proceso para enajenar sus empresas agrupadas bajo Emel, que representa el 12,6% de la energía comercializada en Chile. Ambos movimientos han desatado una serie de especulaciones en el mercado, obviamente. Y ya se está hablando de una “pelea” entre Chilectra –del grupo Endesa España– y CGE –de las familias Marín y Pérez– por quedarse con alguna de estas operadoras, cuyo valor oscilaría entre 200 y 300 millones de dólares cada una. ¿Qué pasará fi nalmente? Los analistas se inclinan por pensar en Chilectra como “la” candidata para quedarse con Emel, mientras que por ubicación, CGE calzaría justo con Enerquinta.