Durante el último tiempo, el uso de drones para entregas a domicilio se está haciendo una idea cada vez más popular, y empresas como Amazon ya tienen la autorización para utilizarlo y ya se encuentra en las primeras pruebas. Sin embargo, este no es el único camino. La empresa Starship, creada por el ex fundador […]

  • 2 noviembre, 2015

designboom_starship-technologies-delivery-robot

Durante el último tiempo, el uso de drones para entregas a domicilio se está haciendo una idea cada vez más popular, y empresas como Amazon ya tienen la autorización para utilizarlo y ya se encuentra en las primeras pruebas. Sin embargo, este no es el único camino.

La empresa Starship, creada por el ex fundador de Skype, Ahti Heinla, desarrolló [tweetable]un pequeño robot que prometen será capaz de llevar la compra[/tweetable] hasta la puerta de la casa.

Se trata de un pequeño vehículo eléctrico que se conduce a sí mismo, y que circula por las calles a la misma velocidad que los peatones, algo más de 6 kilómetros por hora, para evitar sobresaltos.

Según esta empresa ubicada en Londres, además de un sistema de navegación, el robot también tiene un software para evitar obstáculos, lo que le convierte en autónomo. Una vez que este robot de entrega local salga con el pedido, se podrá utilizar una app para saber dónde se encuentra. Además, tendrá un sistema para que solo la persona que pidió el servicio pueda desbloquear su compartimento de carga.

En esencia parece que la única diferencia entre este robot y un dron es que en lugar de mirar al cielo buscando el pedido, habrá que mirar hacia abajo, aunque según Starship su sistema hará que los envíos sean entre 10 y 15 veces más económicos que con las alternativas actuales.

La intención de la empresa es poner en funcionamiento un servicio piloto de sus robots en varios países a partir del año que viene.

Revise el artículo completo en The Verge.