La familia Calderón está haciendo su mejor esfuerzo por consolidar a Ripley en el mercado y ganar posiciones en el competitivo tablero del retail.

  • 2 abril, 2008

Marcelo Larraguibel

La familia Calderón está haciendo su mejor esfuerzo por consolidar a Ripley en el mercado y ganar posiciones en el competitivo tablero del retail. Así es como varios miembros del directorio durante los últimos días estuvieron sondeando a Pablo Turner para que se integre a sus filas, no en calidad de ejecutivo, sino como asesor de la primera línea.

Sin embargo, el intento se quedó solo en eso, ya que el ex ejecutivo de Falabella y Paris, finalmente declinó del ofrecimiento.

 

Según comentaron, varias fueron las fórmulas que le habrían ofrecido para formar parte del equipo, incluso se hablaba de una asesoría temporal, de no más de seis meses, la que por supuesto quedó en nada.

 

Gonzalo Larraguibel

Pero eso no son los únicos movimientos que ha realizado la cadena, la que en el último tiempo ha estado ocupada en armar equipos sólidos no sólo internamente, sino para su expansión de la mano de la cadena mexicana Palacio del Hierro.

 

Paralelamente, continúa reforzando la gestión, para lo cual trabajan de la mano con Marcelo Larraguibel (de Virtus Partners), quien los asesora junto a su hermano Gonzalo Larraguibel. Pese a la negativa de Turner, los planes para repuntar la cadena y recuperar su liderazgo siguen en pie. Con Andrés Roccatagliata a la cabeza, Ripley pretende dar un salto que le permita enfrentar su proceso de internacionalización y crecimiento interno.