El próximo 10 de mayo es la fecha decisiva en el proceso de licitación del club Universidad de Chile, encabezado por el síndico José Manuel Edwards. Porque quien quiera ser el dueño de la U por los próximos 30 años deberá partir por adjudicarse este remate. Según nos contaron, la cosa se ve difícil, pues […]

  • 6 abril, 2007
El próximo 10 de mayo es la fecha decisiva en el proceso de licitación del club Universidad de Chile, encabezado por el síndico José Manuel Edwards. Porque quien quiera ser el dueño de la U por los próximos 30 años deberá partir por adjudicarse este remate. Según nos contaron, la cosa se ve difícil, pues el precio mínimo fijado es de 5.500 millones de pesos por los activos que tiene: dos casas en Campo de Deportes, la Ciudad Azul, los derechos federativos para jugar en primera división y los pases de algunos jugadores. El valor es considerado alto por el mercado, pues toda la deuda del club, incluidas multas e intereses, es de 4.500 millones de pesos. Sin embargo, es el requisito para seguir en la carrera. A no ser, claro, que los nuevos administradores estén dispuestos a partir en tercera división…

Habrá que ver, primero, quién compra las bases, y segundo, quién está dispuesto a pagar ese dinero. Aunque la posibilidad de que el remate, como en cualquier operación de este tipo, se declare desierto, siempre está abierta.