David Cameron, primer ministro británico, inauguró la “fase formal” de [tweetable]la renegociación de las relaciones de Reino Unido con Europa[/tweetable], con un discurso en el cual defendió que la permanencia en la UE reformada es la mejor manera de defender “no solo la prosperidad económica, sino también la seguridad nacional” de su país. “Reino Unido […]

  • 11 noviembre, 2015

David Cameron

David Cameron, primer ministro británico, inauguró la “fase formal” de [tweetable]la renegociación de las relaciones de Reino Unido con Europa[/tweetable], con un discurso en el cual defendió que la permanencia en la UE reformada es la mejor manera de defender “no solo la prosperidad económica, sino también la seguridad nacional” de su país.

“Reino Unido siempre ha sido una nación comprometida, porque sabemos que el compromiso es la mejor manera de proteger nuestra económica y nuestra seguridad nacional. Para nosotros, la cuestión europea no es solo un asunto de empleos y comercio, sino de la seguridad de nuestra nación”, dijo Cameron.

La explícita vinculación de la pertenencia a la UE con la seguridad nacional, así como su disposición a negociar en el controvertido punto de la limitación de ayudas públicas a los trabajadores europeos, han destacado en un discurso en el que Cameron quiso dejar claro que sus peticiones son sustanciales pero, a la vez, asequibles.

Apelando a quienes, dentro y fuera de Reino Unido, albergan dudas sobre las posibilidades de éxito de la negociación, reiteró que “ni por un minuto” cree que se trate de “una misión imposible”.

El primer ministro ha expuesto las cuatro principales demandas que trasladará a sus socios europeos en los próximos meses, y que ha dejado por escrito en una carta que ha remitido al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y que se ha hecho pública poco después de que Cameron finalizara el discurso en la Chatham House, un laboratorio de ideas londinense.

Revise el artículo completo en El Mundo.