“Aún cuando durante los dos últimos años la estación ha mejorado su situación económica, el tipo de programación de la televisión abierta se aleja de la identidad e intereses propios de una universidad como la nuestra”, dijo Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica en la carta que todos los años envía a la […]

  • 30 enero, 2013
Ignacio Sánchez. Foto DF

 

Ignacio Sánchez. Foto DF“Aún cuando durante los dos últimos años la estación ha mejorado su situación económica, el tipo de programación de la televisión abierta se aleja de la identidad e intereses propios de una universidad como la nuestra”, dijo Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica en la carta que todos los años envía a la Comunidad UC dando cuenta del trabajo realizado durante el ejercicio anterior, informa Diario Financiero.

El rector se refirió a Canal 13, luego de que la casa de estudios que cuenta con el 33% de la estación televisiva, junto al Grupo Luksic, que controla con el 67%, acordaron, en una junta de accionistas, a fines de diciembre, modificar los estatutos de la firma, con la finalidad de realizar un aumento de capital que permita transar las acciones de la compañía en los mercados para empresas emergentes.

En su misiva a la Comunidad UC, Ignacio Sánchez, sostuvo que “cuando se requiera tomar decisiones sobre esta u otra posibilidad de financiamiento e inversiones, la UC decidirá si mantiene su participación o busca otra alternativa comunicacional en televisión y radio que sea más afín a su misión”, puntualizó.

Ahora, la estación televisiva necesita buscar financiamiento de cara a las importantes inversiones que se deberán realizar en el marco de la puesta en marcha de la televisión digital. 

Cómo actuará la Universidad Católica frente a este escenario es algo que todavía se está evaluando. Luz Márquez de la Plata, vicerrectora de Comunicaciones de la casa de estudios, señaló que todas las posibilidades están abiertas y que aún no se ha decidido nada, ”se están explorando distintas alternativas que se decidirán en su momento de acuerdo a la opinión del Gran Canciller, Monseñor Ricardo Ezatti, y del Consejo Superior de la UC”.

Diluirse, permanecer o salir definitivamente de la estación televisiva, es lo que se evalúa. Sobre todo porque, tal como Ignacio Sánchez deja de manifiesto en la carta, existen algunos contenidos de la programación de Canal 13 que no le acomodan a la universidad.

En ese sentido, Luz Márquez de la Plata explica que parte del pool de posibilidades sería que la universidad dejara Canal 13 y buscara un nuevo proyecto en comunicaciones acorde a la UC.

Por ejemplo, explica, se podría contar con una señal de cable o participar de la nueva televisión digital, una vez que el proyecto de ley esté aprobado.

Eso sí, para participar en la televisión digital fuentes de la industria señalan que deberían desprenderse de su participación en Canal 13 porque no es posible, reglamentariamente, estar en la propiedad de dos señales al mismo tiempo.

Lo que sí está claro al interior de la Universidad Católica es que “la TV abierta no es un medio propicio para que una universidad tenga un canal, es difícil que se pueda adaptar una universidad católica”, puntualiza.

Otra de las posibilidades está dentro de la Facultad de Comunicaciones de la misma universidad. Ahí se está trabajando en un canal de televisión y ya cuenta con Radio UC en formato experimental.

Una alternativa sería tomar estos dos proyectos y a partir de ahí desarrollar los medios de comunicación con las líneas programáticas y editoriales que la Universidad Católica busca.

Al tercer trimestre de 2012, Canal 13 anota utilidades, acumulando $5.859 millones, un incremento de 381% en comparación al mismo período de 2011.

Los mejores resultados de la estación televisiva se explicaron por un fuerte incremento de sus ingresos, provenientes principalmente de la publicidad. Así los ingresos por actividades ordinarias llegaron a septiembre del año pasado a $60.094 millones, lo que corresponde a un 35% más de lo que había recibido a igual periodo de 2011.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.