Fue una muerte inesperada pero no pasó desapercibida. Eso debe haber sido suficiente para este talentoso actor, amante de la fama, que repartía billetes de $5 dólares a quienes fueran capaces de decir su nombre completo. A sus 54 años murió en un hospital de Los Ángeles tras no ser capaz de recuperarse de un […]

  • 4 septiembre, 2012

Fue una muerte inesperada pero no pasó desapercibida. Eso debe haber sido suficiente para este talentoso actor, amante de la fama, que repartía billetes de $5 dólares a quienes fueran capaces de decir su nombre completo.

A sus 54 años murió en un hospital de Los Ángeles tras no ser capaz de recuperarse de un ataque cardíaco sufrido el pasado 13 de julio, según informó su prometida a The New York Times.

Si bien no protagonizó muchas películas, el fornido actor se lanzó a la fama tras su actuación en The Green Mile (1999) donde interpretó a John Coffey, un desconocido condenado a muerte por la violación y asesinato de dos niñas en Louisiana. La genial actuación -que marcó el auge de su carrera- lo llevó a ser nomidado al Globo de Oro de los Óscar por mejor actor secundario. Para él, lo más importante de su vida.

Además de esta cinta, Duncan participó en otras importantes películas como Armaggedon donde interpretó a uno de los perforadores de petróleo que se ofrecía voluntariamente para salvar la tierra tras el impacto de un meteorito. El Planeta de los Simios, Sin City y Rey Escorpión fueron otras de las producciones de las que fue parte.

A continuación dejamos una escena de la película que lo lanzó a la fama y que lo llevó a ser nominado a uno de los premios más importantes de la industria del cine:

 

Revisa más detalles de la vida de Michael Clarke Duncan en el obituario preparado por el New York Times