Camisas salvadoras: las arrugas son enemigas de aquellos que no visten poleras cuando les toca viajar. La marca británica de camisas a la medida Thomas Pink acaba de lanzar su línea de productos especiales para no andar con la plancha en la maleta. Se llama The Traveler y son camisas 100 por ciento de algodón […]

  • 29 abril, 2009

Camisas salvadoras: las arrugas son enemigas de aquellos que no visten poleras cuando les toca viajar. La marca británica de camisas a la medida Thomas Pink acaba de lanzar su línea de productos especiales para no andar con la plancha en la maleta. Se llama The Traveler y son camisas 100 por ciento de algodón de doble hilo, que reduce las arrugas. Además de su estilo de confección, incluyen bolsillos para guardar documentos, dinero y otros artículos para turistas. www. thomaspink.com

Organizador clásico: para los amantes de las libretas tipo Moleskine y agendas tradicionales (y que no enganchan con la idea de tener una versión online), está Travel Organizer, cuaderno de tapas duras, en el que uno planifica el viaje y estructura el presupuesto, por ejemplo. Funciona como un inventario de viaje, con formularios a completar de las típicas cosas que se quedan en la casa, como cepillo de dientes o pijama. Cuesta 26 dólares. www.knockknock.biz/

No lo haga: todo turista que se respete debe informarse antes de viajar sobre la cultura local que visitará. Hasta en pequeños detalles. Por ejemplo, saber que en Hungría no se puede brindar con cerveza. Los húngaros aún recuerdan cómo los austriacos celebraron una victoria bélica en el siglo diecinueve con pilsener. Para brindar, pida el vino Tokaji. Buenas guías como Lonely Planet ayudan a entender estas particularidades. Se pueden bajar capítulos en www. lonelyplanet.com