Según cuentan, no hay laboratorio en Chile que no esté investigando la vacuna para evitar la propagación de la anemia infecciosa del salmón (ISA) en los centros de cultivo del sur del país.

  • 6 agosto, 2008

Según cuentan, no hay laboratorio en Chile que no esté investigando la vacuna para evitar la propagación de la anemia infecciosa del salmón (ISA) en los centros de cultivo del sur del país. Una de las que está avanzando a pasos agigantados es Recalcine, el laboratorio de propiedad de Alejandro Weinstein, que mantiene a un equipo de primera línea de lleno involucrado en la investigación, teniendo en cuenta las pérdidas que por estos días está generando el virus en la industria.

Sobre los avances del estudio, prefieren mantenerlos bajo siete llaves, pero al parecer más temprano que tarde podrían alcanzar su objetivo.

Hasta ahora, la única medida para evitar la propagación del virus ha sido la eliminación de las jaulas donde han encontrado los síntomas de la enfermedad. Mientras tanto, la preocupación en la industria y las autoridades sigue latente, porque el virus continúa en expansión, aunque –según dicen no ha tenido mayores efectos en los volúmenes exportados.

A la fecha, las jaulas reportadas con brote estarían situadas en al menos una decena de centros de cultivo, la mayoría de ellos radicados en Chiloé.