Con los ojos puestos en Alemania están en Colbún. Y no es para menos, porque de allí tiene que llegar la pieza que se necesita para hacer funcionar la generadora térmica Nehuenco I, que dejó de operar en enero, tras un incendio que afectó a la turbina principal. Hace un par de semanas recibieron un […]

  • 30 abril, 2008

Con los ojos puestos en Alemania están en Colbún. Y no es para menos, porque de allí tiene que llegar la pieza que se necesita para hacer funcionar la generadora térmica Nehuenco I, que dejó de operar en enero, tras un incendio que afectó a la turbina principal.

Hace un par de semanas recibieron un recado desde la pequeña ciudad de Erlangen, donde se ubica la sede de Siemens –fabricante de Nehuenco– y donde se está diseñando la pieza necesaria para volver a poner en funcionamiento la unidad. “Nos dijeron que no antes de julio estará en Chile el repuesto y nuestros técnicos calculan que en septiembre podría estar operando de vuelta”, indicó una fuente cercana a la firma. En la eléctrica aseguran que cumplirán con los plazos y no habrá más postergaciones.