Definitivamente, el running es el deporte de moda y de alguna forma había que darle una vuelta de tuerca para encontrar alternativas de negocio en torno a esta actividad. Nicolás Fernández (25) y Rodrigo Valenzuela (26) hicieron la pega y crearon Chile Running Tours, una empresa que partió a comienzos de este año ofreciendo una modalidad de tours que compatibiliza el turismo con el deporte urbano. “Nos propusimos como meta desarrollar una plataforma con estándares mundiales que entregue la posibilidad de realizar running y a la vez conocer la ciudad de una manera saludable y entretenida”, asegura Fernández. Claramente, este negocio se orienta a clientes extranjeros que estén en Chile por negocios o por turismo. Por eso, los tours que realizan son guiados por coaches o guías que conocen a fondo todos los rincones de Santiago, además de ser experimentados en el running. El objetivo de estos emprendedores es lograr en menos de un año un fl ujo de al menos seis clientes semanales (sin contar con los grupales), logrando ventas de entre 15 mil y 20 mil dólares al año, solo por ese concepto. Mientras, el desafío es ofrecer esta experiencia en otras ciudades de Chile y crear nuevas rutas y recorridos , para hacer crecer el negocio.

  • 18 noviembre, 2010

Definitivamente, el running es el deporte de moda y de alguna forma había que darle una vuelta de tuerca para encontrar alternativas de negocio en torno a esta actividad. Nicolás Fernández (25) y Rodrigo Valenzuela (26) hicieron la pega y crearon Chile Running Tours, una empresa que partió a comienzos de este año ofreciendo una modalidad de tours que compatibiliza el turismo con el deporte urbano. “Nos propusimos como meta desarrollar una plataforma con estándares mundiales que entregue la posibilidad de realizar running y a la vez conocer la ciudad de una manera saludable y entretenida”, asegura Fernández.

Claramente, este negocio se orienta a clientes extranjeros que estén en Chile por negocios o por turismo. Por eso, los tours que realizan son guiados por coaches o guías que conocen a fondo todos los rincones de Santiago, además de ser experimentados en el running. El objetivo de estos emprendedores es lograr en menos de un año un flujo de al menos seis clientes semanales (sin contar con los grupales), logrando ventas de entre 15 mil y 20 mil dólares al año, solo por ese concepto. Mientras, el desafío es ofrecer esta experiencia en otras ciudades de Chile y crear nuevas rutas y recorridos , para hacer crecer el negocio.