No se trata de una especie nueva de ratones sacada de un libro de ciencia ficción, sino de un estudio publicado por las revistas Science y Nature Medicine, realizado por científicos de la Universidad de Harvard y de la Universidad de California. El estudio consistió en inyectar la sangre de ratones jóvenes (equivalentes a un […]

  • 5 mayo, 2014

raton-laboratorio

No se trata de una especie nueva de ratones sacada de un libro de ciencia ficción, sino de un estudio publicado por las revistas Science y Nature Medicine, realizado por científicos de la Universidad de Harvard y de la Universidad de California.

El estudio consistió en inyectar la sangre de ratones jóvenes (equivalentes a un humano de unos 20 años) en otros especímenes más viejos, y el resultado fue que los más viejos ganaron energía y además demostraron más fuerza y memoria.

Detrás de estas propiedades rejuvenecedoras está la proteína GDF11, que también se encuentra en la sangre humana.Lee la noticia completa en Time.