Para los aficionados a los autos de colección, es una cita imperdible dentro de la agenda nacional. Con un cuarto de siglo de existencia, 60 vehículos clásicos inscritos y mucho entusiasmo se llevó a cabo a principios de mes, esta tradicional prueba de regularidad.

  • 20 septiembre, 2019

Para los afortunados con los que se topa en el camino con esta colorida caravana es una sorpresa, para los aficionados a los autos clásicos y de colección, es casi un ritual anual. Es el tradicional Rally 500 Km Sport Clásicos, que bajo distintos nombres se viene disputando hace ya 25 años, aumentando el peso histórico de esta competencia que preserva el patrimonio automotriz nacional.

A comienzos de septiembre, con una ruta entre Santiago y Coquimbo, y con autos fabricados entre 1930 y 1989 bajo criterio Fiva (Federación Internacional de Vehículos Ancianos), se realizó esta tradicional competencia, que además entregó valioso puntaje para la “Triple Corona Chilena”.

Entre las marcas presentes destacaron ejemplares de Alfa Romeo, BMW, Bentley, Datsun, Ferrari, Ford, Jaguar, MG, Mercedes-Benz, Porsche, Rolls-Royce, Triumph y Volkswagen. La largada protocolar se realizó el jueves 29 de agosto, en el

Parque Bicentenario de Vitacura, en una tarde donde los aficionados pudieron compartir y apreciar los bien cuidados modelos.

El viernes 30, muy temprano en la mañana, los autos pertenecientes a lacategoría Sport Clásicos, nacidos como deportivos, con carrocerías de tipología coupé, convertible y roadster, comenzaron la travesía hacia Coquimbo. Debieron sortear una prueba de regularidad clásica, lo que impuso un enorme reto para los binomios, quienes debieron cumplir al pie de la letra las instrucciones del libro de navegación y mantenerse dentro de las velocidades y tiempos establecidos por los jueces.

El mismo día en la tarde los participantes arribaron al Casino Enjoy de Coquimbo, para prepararse para la prueba de precisión, que se realizó en los caminos interiores de Puerto Velero, instancia en la que se utilizaron los sistemas de medición que sirven en rallys internacionales como la Mille Miglia en Italia o el Rally de Las Bodegas en Argentina.

El sábado las relucientes máquinas salieron desde el Enjoy de Coquimbo hacia Puerto Velero, y pese al frío reinante de esa mañana muchas personas esperaron en las afueras del recinto para contemplar el paso de los participantes; nadie quedó indiferente ante la belleza de estos automóviles antiguos.