Con un 56% de los votos a su favor, la segunda vuelta no fue necesaria en las elecciones presidenciales llevadas a cabo ayer en Ecuador y que le otorgaron la victoria al actual presidente, Rafael Correa, informa el New York Times. “Esta revolución no la para nada ni nadie, compañeros”, afirmó el mandatario desde el […]

  • 18 febrero, 2013
Jorge Glass (vicepresidente) y Rafael Correa (presidente). Foto EFE

Jorge Glass (vicepresidente) y Rafael Correa (presidente). Foto EFE

Con un 56% de los votos a su favor, la segunda vuelta no fue necesaria en las elecciones presidenciales llevadas a cabo ayer en Ecuador y que le otorgaron la victoria al actual presidente, Rafael Correa, informa el New York Times.

“Esta revolución no la para nada ni nadie, compañeros”, afirmó el mandatario desde el balcón del palacio presidencial Carondelet, ante una multitud de seguidores que llegó a celebrar su tercer periodo a la cabeza del país.

En el segundo lugar -de ocho candidatos- quedó Guillermo Lasso, quien alcanzó a tener el 20% de los votos, quien reconoció la derrota luego de que se dieran a conocer los primeros resultados oficiales.

Correo afirmó durante su primera conferencia de prensa que pretende luchar contra la prensa “corrupta, manipuladora y mercantilista”. De hecho, uno de los objetivos para su próximo gobierno consiste en aprobar una ley de comunicación que ha generado críticas dentro de los medios privados y la oposición.

El 24 de mayo, Correa jurará en el cargo.

Revise el artículo completo en el New York Times.