Un mayor tráfico de datos, con alta calidad de servicio, y un sistema de seguridad robusto es lo que anhela todo tipo de industrias, dejando en evidencia la necesidad de las empresas por contar con una buena conexión a Internet. Sin embargo, no todos los espacios de trabajo poseen este tipo de tecnología.

  • 30 agosto, 2018

Una conexión intermitente, con baja cobertura y problemas de seguridad, son algunos de los problemas que se identifican fácilmente en las empresas si analizan su actual conexión a Internet.

Todas las organizaciones necesitan estar conectadas, no obstante, aún existen compañías que cuentan con redes débiles, que no soportan más de 10 dispositivos conectados simultáneamente y que se abstienen en ofrecer los beneficios de un entorno conectado e inteligente. Problemática que persiste sin una solución robusta de Wi-Fi.

Para ayudar en este proceso, tanto a pequeñas como a medianas empresas, Samsung ha desarrollado una solución llamada Samsung Smart Wi-Fi, la que además de brindar una óptima conexión a Internet, cuenta con especificaciones para asegurar la productividad en un entorno de trabajo o de negocios.

“Actualmente, hay industrias que tienen un uso intensivo de redes y necesitan de una solución que vaya más allá de los datos y se acerque a un servicio de Wi-Fi integrado, con soporte y monitoreo, que les permita subirse al carro de la Transformación Digital”, afirma Iván Torres, gerente de Servicios de Valor Agregado (SVA) de Samsung Chile. 

La red inalámbrica del futuro: capacidad, calidad de servicio y seguridad

Si bien es cierto que la rapidez de una conexión puede cambiar la experiencia de los colaboradores, ejes como la capacidad, calidad de servicio y seguridad pueden marcar la diferencia.

Desplazarse de un lado a otro, con libertad al interior de una empresa, y mantener todos los dispositivos de los colaboradores conectados a Internet, simultáneamente, es posible gracias a la inteligencia con la que actúan los puntos de acceso de Samsung Smart Wi-Fi, ya que logran administrar de mejor manera los recursos, aun cuando existe un alto número de conexiones simultáneas. Esto porque cada punto de acceso cuenta con antenas inteligentes incorporadas, las que detectan la demanda que existe en un espacio. 

Al respecto, Torres explica: “Las antenas hacen un trabajo inteligente y apuntan sus recursos hacia el lugar donde están concentrados los usuarios con sus smartphones, tabletas o computadores, ya sea una sala de reuniones, una oficina o un espacio abierto. De esta forma, es posible entregar a cada usuario lo que necesita, minimizando las zonas muertas o con menos flujo de personas”.

La seguridad es otro punto importante. Sobre todo si se considera que estos Access Points o platos de conexión pueden instalarse, también, en zonas de Wi-Fi público, ya sean plazas o espacios abiertos. Es así como, para respaldar esta versatilidad, cada punto de acceso incorpora antenas, con tecnología especializada, que vigilan en tiempo real ataques o hackeos, sin afectar el rendimiento de la red.

Este monitoreo constante en la transmisión de datos evita que, por ejemplo, existan ataques que busquen saturar, crear interferencia o replicar una red, ejemplifica el ejecutivo.

Al incorporar esta tecnología, Samsung Smart Wi-Fi cumple con las características de una solución inalámbrica, las cuales responden a las necesidades de las diferentes empresas y garantizan la seguridad de una red con su cobertura y calidad.