El ingeniero de la UC José Luis Opazo trabajaba en Naciones Unidas, a cargo de un proyecto de política energética, cuando recibió un llamado. Al otro lado de la línea, Matías Steinacker, quien cursaba un posgrado en la Universidad de Oxford, le propuso hacer en conjunto una encuesta entre los principales gerentes de empresas eléctricas […]

  • 26 septiembre, 2018

El ingeniero de la UC José Luis Opazo trabajaba en Naciones Unidas, a cargo de un proyecto de política energética, cuando recibió un llamado. Al otro lado de la línea, Matías Steinacker, quien cursaba un posgrado en la Universidad de Oxford, le propuso hacer en conjunto una encuesta entre los principales gerentes de empresas eléctricas en Chile. Era 2006 y la iniciativa resultó un éxito: muchos contestaron y con ese material, Steinacker terminó haciendo su tesis. A su regreso a Chile, empezaron a hacer cosas juntos: publicaciones, seminarios y en paralelo a pensar en algún negocio. Pero los planes quedaron solo en eso porque Opazo partió a estudiar un máster en cambio climático en el Imperial College de Londres y luego hizo un doctorado en estudios de innovación en Sussex. Volvió a Chile en 2013, retomaron su proyecto y empezaron a dar forma a su primer emprendimiento de energía solar, Atacama Focus, al que se sumaron los hermanos de Matías, Andrés y Tomás, todos ingenieros, con experiencia en finanzas y energía. La empresa buscaba desarrollar plantas solares a gran escala, que por esos años empezaban a proliferar en el norte de Chile, pero la iniciativa no resultó como ellos pensaban y decidieron dar un giro. “Nos dimos cuenta de que el éxito de la energía solar en el mundo se estaba dando en proyectos de pequeña escala con generación distribuida. En Chile recién se había aprobado la ley de generación distribuida (net billing) y solo faltaba el reglamento, así que era el minuto. Queríamos construir un nuevo modelo”, cuenta Opazo. Así nació Ciudad Luz, una empresa que desarrolla, instala y opera proyectos de energía solar para el autoconsumo de usuarios como empresas, universidades, servicios públicos y residenciales. El modelo de negocio incluye el financiamiento de los proyectos a cambio de contratos de venta de energía o l. Y permite a sus clientes acceder a energía a un precio más bajo que el que ofrecen las fuentes tradicionales. Todo gracias al n, a través del cual cualquier persona o institución puede generar su propia energía mediante de paneles solares e inyectar lo que sobra a la red.

Opazo cuenta que los primeros años fueron de testear el modelo, encontrar el perfil de clientes, ver las propuestas comerciales y hacer los primeros pilotos. En el camino sumaron nuevos socios, entre ellos, el presidente de Sonda, Mario Pavón, y sus hijos, y varios ejecutivos del sector energético que se han ido sumando al directorio. En 2017, la empresa empezó a despegar. Hoy tienen 25 proyectos industriales/comerciales y cerca de 200 residenciales. Ciudad Luz proyecta construir 50 MW en los próximos cinco años y actualmente se encuentran en pleno proceso de levantamiento de capital en la plataforma de c Broota, a través del cual buscan levantar un millón de dólares para mediados de octubre. Ya llevan más de la mitad.