Cenizas, cenizas y más cenizas. Dos años y medio sin luz ni agua. Ese era el panorama de Chaitén tras la erupción del volcán del mismo nombre, en mayo de 2008. Pero la nube gris poco a poco comienza a alejarse. Para mediados de este mes está contemplada la reapertura de la Carretera Austral en su extremo norte (Puerto Montt-Chaitén) y el 1 de enero próximo, el Parque Pumalín podrá volver a recibir visitas.

  • 30 noviembre, 2010

Cenizas, cenizas y más cenizas. Dos años y medio sin luz ni agua. Ese era el panorama de Chaitén tras la erupción del volcán del mismo nombre, en mayo de 2008. Pero la nube gris poco a poco comienza a alejarse. Para mediados de este mes está contemplada la reapertura de la Carretera Austral en su extremo norte (Puerto Montt-Chaitén) y el 1 de enero próximo, el Parque Pumalín podrá volver a recibir visitas.

Para la temporada veraniega la crisis está resuelta. Pero ¿qué pasa con la conectividad marítima? Las autoridades se comprometieron a construir un puerto definitivo, lo que, según cuentan en la zona, podría demorar dos años. Mientras, la empresa Naviera Austral propone una solución provisoria: un muelle flotante de bajo costo de inversión que podría implementarse en tres meses.

Y, ¿qué pasará con Santa Bárbara? El presidente Sebastián Piñera es quien deberá definir el destino de la localidad ubicada a 10 kilómetros de la ciudad, que, según cuentan, está lejos de convertirse en el nuevo Chaitén, mientras que los obstinados vecinos de la capital provincial –que volvieron o se quedaron en sus casas a pesar de los reclamos oficiales- volverán a contar con luz y agua.