Francisco Zegers Después de haber vivido un caso tan bullado, polémico e intenso como el de Schwager –cuya presidencia ocupó por escasos seis meses–, el publicista Francisco Zegers decidió dar vuelta la página y volver al mundo de la publicidad… Y el borrón y cuenta nueva, hay que decirlo, fue total. De partida, dejó sus […]

  • 9 marzo, 2007

Francisco Zegers

Después de haber vivido un caso tan bullado, polémico e intenso como el de Schwager –cuya presidencia ocupó por escasos seis meses–, el publicista Francisco Zegers decidió dar vuelta la página y volver al mundo de la publicidad… Y el borrón y cuenta nueva, hay que decirlo, fue total.

De partida, dejó sus oficinas en el barrio El Golf, separadas apenas por un pasillo de las de Schwager, y se trasladó a unas nuevas en Nueva Las Condes, donde hoy trabaja a full junto a un equipo de ocho personas. Usando un modelo muy desarrollado en Inglaterra, y que hoy se aplica con éxito en Estados Unidos, su empresa, Casa Zegers, ofrece asesoría integral en materias estratégicas, de marca y comunicación en general, pero también presta servicios como agencia creativa.

Los clientes poco a poco lo han ido acompañando. Hoy está trabajando con dos firmas internacionales con planes de instalarse en Chile y a la vez está asesorando en temas de marca y publicidad a compañías como Petrizzio, Nike y Samsung. El mundo público también forma parte de su ámbito de acción. Hace unos meses integró el comando de Jorge Guerrero, candidato a la presidencia de la Cámara Nacional de Comercio, y en forma permanente oficia de asesor del alcalde de Estación Central, Gustavo Hasbún.

No es lo único. Por segundo año consecutivo aceptó la invitación para participar como profesor en el magíster en Comportamiento del Consumidor que dicta la Universidad Adolfo Ibáñez, labor que no lo absorbe en demasía, pero que lo apasiona casi tanto como la publicidad.