El ex gerente general de Metro dio un vuelco radical en su vida tras su renuncia al tren metropolitano en noviembre de 2006, luego de protagonizar diferencias con el entonces presidente de la firma, Blas Tomic. A partir de enero de este año, aceptó el cargo de gerente asesor de la presidencia del Banco […]

  • 19 octubre, 2007

 

El ex gerente general de Metro dio un vuelco radical en su vida tras su renuncia al tren metropolitano en noviembre de 2006, luego de protagonizar diferencias con el entonces presidente de la firma, Blas Tomic. A partir de enero de este año, aceptó el cargo de gerente asesor de la presidencia del Banco del Desarrollo, donde se hizo responsable del área educacional de la Sociedad de Inversiones NorteSur, holding que además de participar en la propiedad del banco participa de la Universidad de Viña del Mar –donde también asumió el cargo de prorrector–, el centro de formación técnica ITC y de varios colegios en Santiago y la V Región.

Azócar trabaja por estos días en un proyecto que busca cambiar los contenidos que entregan en los colegios en que participan. La idea es mejorar la integración entre colegios y universidades, aprovechando que la sociedad tiene inversiones en ambos. Por eso, la sociedad está buscando materializar compras

 

de nuevos establecimientos, en los que aspiran a entrar con el 50%.El ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile contó que los cambios han sido la tónica en su carrera. Antes de Metro estuvo 14 años en el sistema financiero. Primero en el Banco de Chile, luego en CORFO y después en BancoEstado. Su gestión de 9 años en Metro, estuvo marcada por la profesionalización de la compañía, que básicamente consistió en trabajar con niveles de eficiencia iguales al sector privado. Además, estuvo detrás de los megaproyectos que permitieron duplicar el tamaño de la red.