Desde el 1 de marzo pasado y a petición del presidente ruso Vladimir Putin, el Consejo de la Federación había otorgado el permiso para intervenir “en territorio de Ucrania”, ya que desde la legalidad rusa la autorización se da en aquellos casos que haya que defender los intereses nacionales y permitió la anexión de la […]

  • 24 junio, 2014

Vladimir Putin. Foto EFE

Desde el 1 de marzo pasado y a petición del presidente ruso Vladimir Putin, el Consejo de la Federación había otorgado el permiso para intervenir “en territorio de Ucrania”, ya que desde la legalidad rusa la autorización se da en aquellos casos que haya que defender los intereses nacionales y permitió la anexión de la península de Crimea.

Ahora,[tweetable] Putin solicitó al Parlamento revocar la autorización para enviar tropas a Ucrania[/tweetable], propuesta que el mismo mandatario presentó a Valentina Matvienko, la jefa de la cámara alta, antes de iniciar su visita oficial en Viena.

La clara señal que Putin ha dado busca “normalizar y regular la situación en las regiones orientales de Ucrania y está relacionada con el comienzo de las conversaciones trilaterales sobre ese tema”, señaló Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente.

Sin embargo, el permiso aún está vigente y debe ser abolida por los senadores, por lo que aún existe la posibilidad de la intervención militar en el oriente ucraniano.

Revise el artículo completo en El País