Claudia Pinochet y Soledad Benavente se conocen de toda la vida. Fueron pioneras en esto de traer muebles de oriente y también de las primeras en mostrar al mundo la calidad y la delicadeza de la artesanía chilena. A estas alturas, Pura es una marca registrada, si de productos chilenos se trata. Hace ocho años, estas emprendedoras, junto a Francisca Cummins, crearon algo inédito: buscaron y seleccionaron artesanos de todo el país desde Arica hasta Punta Arenas, y descubrieron un mundo de opciones, sacando a la luz prácticas ancestrales de teñido, tejido y tallado de nobles materias primas. Para qué hablar del diseño, en que juntas han hecho un trabajo de lujo y admirado tanto por chilenos como por extranjeros. Hoy, Pura es un referente obligado en la agenda de cualquier turista en Chile. En estos años ha abierto tres locales, y próximamente estrenará un cuarto recinto, esta vez, en el Alto Las Condes.

  • 22 octubre, 2010

Claudia Pinochet y Soledad Benavente se conocen de toda la vida. Fueron pioneras en esto de traer muebles de oriente y también de las primeras en mostrar al mundo la calidad y la delicadeza de la artesanía chilena. A estas alturas, Pura es una marca registrada, si de productos chilenos se trata. Hace ocho años, estas emprendedoras, junto a Francisca Cummins, crearon algo inédito: buscaron y seleccionaron artesanos de todo el país desde Arica hasta Punta Arenas, y descubrieron un mundo de opciones, sacando a la luz prácticas ancestrales de teñido, tejido y tallado de nobles materias primas. Para qué hablar del diseño, en que juntas han hecho un trabajo de lujo y admirado tanto por chilenos como por extranjeros. Hoy, Pura es un referente obligado en la agenda de cualquier turista en Chile. En estos años ha abierto tres locales, y próximamente estrenará un cuarto recinto, esta vez, en el Alto Las Condes.