No se ha anunciado oficialmente, sin embargo, ya se definió que la TV digital se va a aplazar. Al menos cuatro años más. A pesar de que para 2020 estaba programado el “apagón analógico”, el presidente Sebastián Piñera habría acordado con Anatel postergar el proceso con una condición: que las capitales regionales tengan televisión digital […]

  • 26 abril, 2019

No se ha anunciado oficialmente, sin embargo, ya se definió que la TV digital se va a aplazar. Al menos cuatro años más. A pesar de que para 2020 estaba programado el “apagón analógico”, el presidente Sebastián Piñera habría acordado con Anatel postergar el proceso con una condición: que las capitales regionales tengan televisión digital el próximo año sí o sí, aunque en forma paralela, permitiendo a la vez postergar la llegada del sistema a lugares más remotos. El argumento sería que los canales aún no estarían listos para implementar el nuevo modelo, dado el nivel de inversiones que supone y que bordea los 20 millones de dólares. La excepción es TVN, quien ya recibió los fondos para implementar el cambio a digital. Por su parte, Canal 13, si bien no estaría obligado, también continuaría con el proceso de transición, dado que se encuentra en una etapa “bastante avanzada”, aseguran fuentes del sector.

La decisión adoptada por el Presidente implica que durante un período van a convivir los dos sistemas: TV digital y analógica, tal como ha ocurrido en Japón –que tiene una geografía similar a la chilena y demoró once años en implementar la TV digital–, o en los países europeos, donde si bien lo digital es la norma, coexiste con el otro formato.

Luego de meses de reuniones entre el Ministerio de Telecomunicaciones, Presidencia y Anatel –donde el rol que jugó el presidente de la asociación de canales, Ernesto Corona, habría sido clave–, Piñera habría dado el sí a comienzos de abril, lo que se plasmaría en un decreto que establece la prórroga, que el mandatario firmó justo antes de partir a China, el lunes.