Quien logró quedarse con un par de acciones de Multiexport Foods en su reciente apertura puede considerarse afortunado. Sí, porque las bajísimas prorratas vistas en las recientes colocaciones alcanzaron un nivel insospechado en esta última operación, dejando a muchos corredores desesperados por no poder garantizar a sus clientes un nivel de asignación razonable. En la […]

  • 27 julio, 2007

Quien logró quedarse con un par de acciones de Multiexport Foods en su reciente apertura puede considerarse afortunado. Sí, porque las bajísimas prorratas vistas en las recientes colocaciones alcanzaron un nivel insospechado en esta última operación, dejando a muchos corredores desesperados por no poder garantizar a sus clientes un nivel de asignación razonable.

En la búsqueda de soluciones se ha hablado de un aumento de 10% a 100% en la garantía exigida a los interesados, de modo de limitar la inflación de órdenes y ajustarlas a las posibilidades de cada persona. Sin embargo, entre los corredores de bolsa se estima que la solución definitiva para este tema viene por el lado de las AFP. Claro, porque es para que ellas participen que las operaciones se colocan por bolsa. Si la ley permitiera, como se hace en Estados Unidos por ejemplo, que las administradoras fueran incluidas en los libros colocados a puertas cerradas, la asignación sería otra. Más discriminatoria, sin duda, y sin explicación mediante (pues al ser por fuera de rueda el regulador no participa del proceso). El encargado decide cuánto se le da a quien considera un aporte para una buena base de accionistas.