Se llama Hakamana, es el primer fondo de litigación chileno y su objetivo es el financiamiento de arbitrajes y litigios en Chile. La idea de esta iniciativa es dar asesoría legal a las pymes que enfrentan arbitrajes, pero no tienen los medios para participar en ellos. “Buscamos nivelar la cancha de las pequeñas y medianas […]

  • 19 diciembre, 2019

Se llama Hakamana, es el primer fondo de litigación chileno y su objetivo es el financiamiento de arbitrajes y litigios en Chile. La idea de esta iniciativa es dar asesoría legal a las pymes que enfrentan arbitrajes, pero no tienen los medios para participar en ellos. “Buscamos nivelar la cancha de las pequeñas y medianas empresas, permitiendo que puedan acceder diversos mecanismos de resolución de conflictos, sin que el factor económico sea un obstáculo o barrera de entrada”, señala Francisco Orrego, socio de este fondo. Junto al ex presidente de TVN el equipo lo conforma Andrés Veszpremy, socio del estudio Palma Edwards Veszpremy; Mario Gómez, director del banco BCI; Carolina Plaza, directora ejecutiva, y Aldo Gómez, director legal. En estos momentos están enfocados en la arena local, pero aspiran a ser un referente y tener operaciones en el resto de Latinoamérica. El nombre del fondo es de origen pascuense y significa “dar poder”.