El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó a sus ministros que estaban negociando con los campesinos que “regresen a Bogotá y dejen las propuestas -del Gobierno- sobre la mesa” para que sean ellos los que decidan si levantar o no el paro agrario. Además de eso, Santos tomó la decisión de militarizar Bogotá tras […]

  • 30 agosto, 2013

Protestas Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó a sus ministros que estaban negociando con los campesinos que “regresen a Bogotá y dejen las propuestas -del Gobierno- sobre la mesa” para que sean ellos los que decidan si levantar o no el paro agrario.

Además de eso, Santos tomó la decisión de militarizar Bogotá tras los graves disturbios que se produjeron durante una marcha de apoyo al paro de los trabajadores, sumado a que 50.000 hombres de las Fuerzas Militares se unirán a la Policía para trabajar en conjunto en la movilidad de las carreteras.

Si bien el domingo el presidente colombiano dijo que “el tal paro no existe”, ahora reconoció la crisis del sector agrario y la legitimidad de la movilización de los campesinos de 16 de los 32 departamentos del país.

Revise el artículo en El País