En una entrevista publicada el fin de semana, María Luisa Brahm declaró que los retrasos en la tramitación de causas ante el Tribunal Constitucional, del cual es presidenta, están al borde de la corrupción: “Había causas detenidas en el TC por mucho tiempo y eso llevó a una situación que, yo diría, estuvo al límite […]

  • 30 abril, 2020

En una entrevista publicada el fin de semana, María Luisa Brahm declaró que los retrasos en la tramitación de causas ante el Tribunal Constitucional, del cual es presidenta, están al borde de la corrupción: “Había causas detenidas en el TC por mucho tiempo y eso llevó a una situación que, yo diría, estuvo al límite de la corrupción”, señaló. En estas declaraciones detalló que las causas, a pesar de estar listas para su vista, no entraban en discusión ni en fallo, poniendo toda la responsabilidad en su antecesor, el ministro Iván Aróstica.
Tras las afirmaciones, la diputada del Partido Comunista Carmen Hertz solicitó a la fiscalía investigar eventuales delitos de prevaricación por las causas ligadas a violaciones de derechos humanos y cohecho, en relación con la existencia de un negocio que traería beneficios económicos a litigantes que cobran expresamente por la dilación de causas. La denuncia fue acogida por la fiscalía, sin embargo, aún no ha sido derivada a ningún persecutor. “Tengo la expectativa de que estos hechos se esclarezcan, esto es extremadamente grave. Se suma a la impunidad, que estas causas por violaciones a los derechos humanos estén paralizadas”, señaló la diputada comunista.