La Papelera enfrenta uno de los mayores cambios de su historia: el patriarca del clan, Eliodoro Matte Larraín, dejó la presidencia de las cinco filiales de la empresa para dar paso a la generación siguiente. Un recambio que se viene gestando desde hace un par de años y que monitorea cuidadosamente desde su oficina en El Golf. Por Carla Sánchez Mutis.

  • 17 mayo, 2011

La Papelera enfrenta uno de los mayores cambios de su historia: el patriarca del clan, Eliodoro Matte Larraín, dejó la presidencia de las cinco filiales de la empresa para dar paso a la generación siguiente. Un recambio que se viene gestando desde hace un par de años y que monitorea cuidadosamente desde su oficina en El Golf. Por Carla Sánchez Mutis.

 

Se llevó todo. Incluso a Mónica, su secretaria de toda la vida. Desde el mes de mayo, Eliodoro Matte Larraín ya no deambula por los pasillos del edificio de CMPC, en Agustinas. Ahora lo hace por El Golf y, generalmente, acompañado por su hijo mayor, Eliodoro Matte Capdevila.

El jerarca de la tercera fortuna más grande de Chile, según la revista Forbes, decidió dar un paso al lado y dejar la presidencia de las cinco filiales de la empresa: Forestal Mininco, CMPC Celulosa, CMPC Papeles, CMPC Tissue y CMPC productos de papel. Sólo presidirá el directorio de la Papelera, la matriz, y participará en la mesa de Colbún, en reemplazo de Emilio Pellegrini.

“Creo que aquí hay una preocupación muy profunda de Eliodoro por darle oportunamente un espacio, en la dirección de las empresas, a la generación que viene. Y lo está haciendo en un momento en que él también está relativamente joven, lo que le permite aportar para que esta transición sea todo un éxito”, explica Gonzalo García, secretario de CMPC.

Hacía un par de años que la familia controladora de la Papelera –ésta, valorizada en bolsa en casi 12 mil millones de dólares– venía estudiando la fórmula perfecta para implementar el recambio generacional. Con la ayuda del estudio Barros & Letelier definieron un estatuto donde se establece que los miembros del clan –a excepción de Bernardo Larraín Matte, gerente general de Colbún– no serán parte de los equipos ejecutivos, pero sí de los directivos. “Detrás de esto hay un acto de responsabilidad para con la dirección de los negocios en los que están envueltos”, agrega García. “La regla de oro en las empresas de este tipo es que los familiares no son los mejores administradores”, sentencia un colaborador.

Cambios que coinciden con la renovación en el nivel ejecutivo, tradicionalmente ocupado por profesionales externos a la familia. “Salieron los late sixty y entraron los late forty”, bromean. Según las reglas de la empresa, a los 65 años deben dejar sus cargos. Son los casos de un clásico en la Papelera: Arturo Mackenna –quien se desempeñó por más de 20 años como gerente general y ahora seguirá ligado como director– y de Sergio Colvin, quien estaba a cargo del área de celulosa. En su reemplazo asumieron, respectivamente, Hernán Rodríguez y Washington Williamson, dos ejecutivos con años de trayectoria en el holding. Una política que, según García, apunta a que “los más jóvenes sepan que aquí se producen cambios, que la gente puede hacer carrera y, si bien traemos ejecutivos de afuera cuando es necesario, aquí todos tienen la posibilidad de asumir un cargo”.

Los debutantes

“Eliodoro no cayó en el error que cometieron otros en su minuto de meter a los amigos en el negocio”, comentan en el mercado. Cada movimiento ha sido cuidadosamente planeado. De hecho, para garantizar la proporcionalidad de las tres familias decidieron nombrar a un miembro de cada una en las cinco filiales de la Papelera. Ello permite el ingreso de directores independientes; lo que, según estiman, aporta una visión más abierta que la familiar.

La historia, en todo caso, se repite. En 1976 su padre, Eliodoro Matte Ossa, le pidió que lo reemplazara en el directorio de la Papelera. El patriarca tenía 71 años y ya planeaba su retiro. “Nunca me imaginaba en ese entonces, ni tampoco cuando estaba en la universidad, a lo que podría llegar. La Papelera para mí era una actividad más de mi padre. Pero creo que él me pidió que lo reemplazara un poco, previendo que podía adquirir una responsabilidad más grande. Me decía no te metas tanto en las finanzas, métete en la Papelera. Y cuando luego mi padre me dijo quiero que te vayas a la Papelera de gerente general fue un desafío bastante grande, pero lo acepté”, confidenció Eliodoro Matte Larraín en 2005, al recibir el premio a la familia empresaria del año que otorgan la Escuela de Negocios de la Universidad de los Andes, Diario Financiero y Crédit Suisse.

En la presidencia del directorio de Forestal Mininco lo reemplazará su segundo hijo, Jorge Matte Capdevila, quien además integra el directorio de CMPC Celulosa y CMPC Tissue (ver árbol genealógico y recuadro). Eliodoro, el mayor, integrará el directorio de CMPC Papeles y CMPC Productos de papel. En el caso de la familia de Bernardo Matte Larraín, su hijo Bernardo Matte Izquierdo debutará en los directorios de CMPC Productos de Papel y CMPC Tissue. La tercera familia, encabezada por Patricia Matte Larraín, tendrá como representantes en las mesas a sus yernos Juan Carlos Eyzaguirre (quien presidirá el directorio de CMPC Productos de Papel) y Andrés Echeverría (miembro de los directorios de la rama celulosa y papeles). El actual gerente general de Colbún, Bernardo Larraín Matte, hará lo propio en los directorios de Forestal Mininco y CMPC Tissue, mientras que su hermano, Jorge Gabriel Larraín Matte, no desempeñará ningún cargo en los directorios mientras continúe trabajando en el ministerio de la Cultura, pero no se descarta que en un futuro pueda incorporarse.

Si hay algo que caracteriza a los jóvenes debutantes del grupo Matte es su bajo perfil. El estilo de vida que llevan –dicen– “es lo menos ostentoso que hay”. No es raro ver a Eliodoro Matte Capdevila (31 años), de carácter más bien reservado, calzando zapatillas viejas sobre su Ford Runner, que ya tiene más de 5 años. Recién egresado del colegio Cumbres, el mayor de los tres hermanos Matte Capdevila ingresó a Arquitectura. Tenía planeado continuar sus estudios en Barcelona o en Navarra, pero se dio cuenta de que existía un desfase de tiempo entre el inicio de las clases en Europa y en Chile. Mientras esperaba, decidió entrar a trabajar a LarrainVial. Y tanto le gustó que se quedó en la corredora por 5 años.

Eliodoro Matte Larraín es íntimo de Leonidas Vial, uno de los socios principales de la corredora. De hecho, son vecinos de refugio en La Parva, centro de ski del cual son dueños. Y los hijos también son muy amigos. No es de extrañar entonces que haya sido el mismo León Vial quien “apadrinó” a Eliodoro junior. Lo paseó por todos los puestos en la corredora, desde la mesa de dinero hasta el manejo de altos patrimonios. A pesar de la cercanía, Vial fue bien estricto con el joven. Con el tiempo, el mundo de las finanzas lo fue seduciendo. Tanto, que su tío Bernardo Matte Larraín decidió llevárselo al Banco Bice, controlado por la familia. Luego de dos años Matte preparó sus maletas y, junto a su señora, María Jesús Donoso –asociada del estudio Barros & Letelier, el cual trabaja con la familia Matte– se fue a pasar una temporada a Melbourne, Australia, para perfeccionar su inglés y hacer cursos de finanzas. A su regreso, aterrizó en El Golf 82 con una ambiciosa misión: hacerse cargo de Porto Seguro, la family office de la familia Matte Capdevila; la que, según fuentes de mercado, maneja un fondo de 500 millones de dólares. Y si hay algo en lo que destaca el mayor de los hermanos es en su capacidad para formar equipos. Cuentan que levantó gente de las principales corredoras. De LarrainVial se llevó a Carlos Ballon, quien se desempeña como gerente de inversiones de la family office.

El sucesor natural

Haga click en la imagen para expandirla.

Si Eliodoro es el encargado de resguardar los intereses económicos de la familia Matte Capdevila, Jorge (29 años), el segundo de los hermanos, es quien –según dicen– podría convertirse en el sucesor natural de su padre. “Es más reservado que Eliodoro hijo. Es él quién va a dar los chispazos. Por eso lo pusieron en CMPC, donde el juego es mucho más exigente”, diagnostica un cercano.

Con la habilidad y la discreción que lo caracterizan, Eliodoro Matte Larraín fue seduciendo a sus hijos para incorporarlos en las empresas familiares. Obsesivo por naturaleza, después de estudiar Ingeniería Comercial Jorge le comunicó a su padre que se dedicaría por un tiempo a la equitación. Ganó varios campeonatos e incluso se fue a vivir a Argentina para entrenar. Pero finalmente decidió cambiar los caballos por la montaña. Quienes lo conocen coinciden en que Jorge vive “colgado”. Pasa sus vacaciones escalando –incluso en hielo– en distintos lugares, como Perú y el parque nacional de Yosemite, en Estados Unidos.

Jorge suele llegar temprano a la oficina para arrancarse en la tarde a entrenar. Pero hoy no sólo trepa muros, sino que ha tenido un meteórico ascenso en CMPC, donde trabaja hace más de 4 años. Fue él quien acompañó a su padre a Brasil, en 2009, para concretar la compra de una planta de celulosa del grupo Aracruz en Guaíba, en 1.400 millones de dólares. Una jugada que fue calificada como “el” negocio de 2009. Y hoy está a la cabeza del directorio de CMPC Forestal, el llamado frente de combate.

“Todos los que estamos vinculados a CMPC tenemos enormes expectativas de que los jóvenes sepan conducir a esta compañía por el camino de desarrollo. Ellos están en etapa de aprendizaje, están súper bien acompañados por nosotros, los más viejos, que tenemos experiencia”, sostiene García. Y las decisiones importantes no las toman solos. De hecho, “sus padres están vivos y vigentes”, sentencia García.

El más joven de los debutantes en los directorios es Bernardo Matte Izquierdo (27 años), el hijo mayor de Bernardo Matte Larraín e Isabel Izquierdo. Calificado como un “terremoto” en el colegio, Bernardo junior estudió derecho en la Universidad Adolfo Ibáñez y hoy es asociado del estudio Barros & Letelier, donde ha colaborado en diversas áreas, como derecho corporativo y contratos. Este trabajo lo combinará con su rol como director de las filiales CMPC Tissue y CMPC Productos de Papel. Confidencian que en su tiempo libre le fascina irse a la playa con sus amigos surfistas.

¿Cuál será el rol que jugarán las mujeres en este nuevo escenario? Hasta ahora, Patricia Matte Larraín y sus hijas Patricia y Magdalena se han abocado a la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), corporación sin fines de lucro que administra 17 colegios particulares subvencionados en la Región Metropolitana, los cuales se caracterizan por su alto rendimiento.

Como en toda familia, el gen emprendedor también tiene su espacio. La única hija de Eliodoro Matte Larraín, Pilar (26 años), periodista de la Universidad de los Andes, incursionó con Le Banquet, un servicio de banquetería que ofrecía desayunos y almuerzos exclusivos a los ejecutivos de Celfin y Moneda Asset Management, entre otras empresas. También estuvo a cargo de formar la colección indígena del Museo Pewenche, que la familia montó en el Alto Bío Bío. Su hermano Jorge también inició un negocio propio, pero no en el área culinaria, sino en el de la ropa. Junto a su amigo José Ramón Bañados, instaló una tienda en el Drugstore de Providencia, pero hoy vende las taquilleras chaquetas de cuero a través de la web. “Ya no tiene tiempo para eso”, comentan. Hoy todas sus pilas –dicen– están puestas en la Papelera.

Para algunos, quien a la larga asumirá las riendas del holding no será Jorge, sino su tío Bernardo Larraín Matte. El actual gerente general de Colbún es trabajólico por naturaleza e integra el núcleo fuerte de Forestal O’Higgins, la matriz del grupo, en la que también participan su padre, Jorge Gabriel Larraín, sus tíos Eliodoro y Bernardo Matte Larraín, el abogado Enrique Barros y el economista Leonidas Montes, pariente de la familia.

No será fácil para Eliodoro papá, opinan, dejar el día a día de los negocios. “Cambiar la rutina para nadie es fácil”, coinciden sus cercanos. Sin embargo, a juicio de García, “hay una profunda sensación del trabajo bien hecho”. Ahora, Eliodoro tendrá más tiempo para dedicarse al Centro de Estudios Públicos (CEP), a sus fundos y también a escuchar música, una pasión que mantiene desde la época universitaria, cuando solía tocar el saxofón.

Directorios de las empresas filiales de CMPC en Chile
Forestal Mininco S.A.

Jorge Matte C. (presidente)
Hernán Rodríguez W. (vicepresidente)
Bernardo Matte L.
Bernardo Larraín M.
José Ignacio Letamendi A.
Leonidas Montes L.
Gonzalo García B.

CMPC Celulosa S.A.

Bernardo Matte L. (presidente)
Hernán Rodríguez W. (vicepresidente)
Jorge Matte C.
Andrés Echeverría S.
Arturo Mackenna I.
Sergio Colvin T.
Gonzalo García B.

CMPC Papeles S.A.

Martín Costabal Ll. (presidente)
Hernán Rodríguez W. (vicepresidente)
Eliodoro Matte C.
Andrés Echeverría S.
Bernardo Matte L.
Sergio Colvin T.
Luis Llanos C.

CMPC Tissue S.A.

Directorio 2011 Arturo Mackenna I. (presidente)
Hernán Rodríguez W. (vicepresidente)
Jorge Matte C.
Bernardo Matte I.
Bernardo Larraín M.
Jorge Hurtado G.
Gonzalo García B.

CMPC Productos de Papel S.A.

Juan Carlos Eyzaguirre E. (presidente)
Hernán Rodríguez W. (vicepresidente)
Eliodoro Matte C.
Bernardo Matte I.
Andrés Infante.
Martín Costabal L.
Luis Llanos C.

*Información obtenida de la empresa