Imitando el gesto de Arturo Prat al lanzarse sobre el monitor peruano Huáscar, el grupo Luksic se alzó como uno de los financistas de la filmación de la película que, precisamente, contará las últimas 24 horas de vida del héroe de Iquique. A través de Antofagasta Minerals –el holding que agrupa el negocio minero, ferroviario […]

  • 16 abril, 2008

Imitando el gesto de Arturo Prat al lanzarse sobre el monitor peruano Huáscar, el grupo Luksic se alzó como uno de los financistas de la filmación de la película que, precisamente, contará las últimas 24 horas de vida del héroe de Iquique.

A través de Antofagasta Minerals –el holding que agrupa el negocio minero, ferroviario y sanitario de la familia, y que es comandado por Jean Paul Luksic–, el clan fue uno de los principales colaboradores de la cinta del director Elías Llanos y cuyo costo supera los 3,5 millones de dólares. Parte de los fondos también provinieron de distintas instancias del sector público. La cinta también cuenta con el patrocinio de la Fundación Mar de Chile, la Armada y la Liga Marítima de Chile.

El largometraje, que saldrá a mediados de este año a las salas bajo el nombre Esmeralda 1879, está por estos días rodándose en locaciones de Santiago, Valparaíso, San Antonio e Iquique. Como parte del trabajo de producción fue necesario fabricar réplicas a tamaño real de algunos de los barcos comprometidos en la histórica batalla.