Uno de los valores históricos de Porsche, es cómo a partir de la técnica, logra encender los sentidos y las pasiones con autos que van más allá del alto desempeño y se convierten en pura pasión por la velocidad. El último estreno de Porsche en Chile, el GT2 RS, es la cúspide de ese concepto.

  • 22 noviembre, 2018

Para la legendaria casa Porsche, la cosa es clara: el GT2 RS es el 911 más potente y rápido jamás construido en la historia.  ¿Cómo lo logra una marca que ha hecho su historia a punta de deportivos? Con mejoras, y mucho poder. Este nuevo bólido nacido en Stuttgart, ofrece nada menos que 700 caballos de fuerza, que proviene de un motor bóxer biturbo con tanto brío, que alcanza los 100 Km/h, en solo 2,8 segundos, desde cero. Mejorando lo impensable, logra superar lo que parece difícil de mejorar.

“La llegada del nuevo 911 GT2 RS es un hito para Porsche en Chile. Al fin podemos cumplir con las expectativas de aquellos clientes que son fanáticos de la marca y que disfrutan con cada uno de nuestros estrenos. El destape de ‘La Bestia’ ya ha movilizado a los primeros clientes para poder contar con este exclusivo modelo en sus garajes, un deportivo que asombra en cada detalle”, comentó Alfredo Gantz, General Manager de Porsche en Chile.

¿Cómo identificar a este nuevo Porsche en las calles? Fijarse en sus imponentes entradas y salidas de aire, su notorio alerón trasero, que son su manera de hacer del viento un aliado, para pegarse al piso y poder llegar velocidades de vértigo con plena estabilidad y control. Elementos de plástico reforzado con fibra de carbono de color negro mate son parte de su identidad y lo definen como una obra de ingeniería que utiliza materiales como magnesio, titanio y aluminio, para extremar su relación peso/potencia.

Utiliza el mismo motor bóxer (cilindros opuestos en 180°) de 3,8 litros del 911 Turbo S, que entrega más que abundantes 580 HP. Para el 911 GT2 RS, los ingenieros de Porsche han logrado hacer rendir el mismo bloque hasta que llega a 700 caballos de fuerza,  aumentando en un 21 % su capacidad. SU torque de de 750 Nm (50 Nm más). Sencillamente esto es lo que convierte al nuevo GT2 RS en el 911 más potente de la historia segura que cuente con una fuerza asombrosa,  en cualquier momento.

Para controlar el poder, se vale de la caja de cambios de doble embrague Porsche (PDK) de siete velocidades automática, sin interrupciones de la fuerza de tracción. La caja de cambios de doble embrague Porsche, adaptada expresamente a este modelo, cuenta con funciones especiales que asisten al conductor.

La feroz potencia de  700 HP exige un chasis, una conducción y, sobre todo unos frenos, de primer nivel. Cuenta de serie con los frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB),con pinzas de 6 pistones en el eje delantero y de 4 pistones para el eje trasero.

Pura performance que proviene del centro del ADN de Porsche, en un auto que es verdaderamente un superlativo dentro de los superdeportivos presentes en nuestro país.