Su manejo del conflicto que la clínica sostiene con un sindicato le habría pasado la cuenta ante el directorio. Fredy Jacial será el tercero que ocupará ese cargo desde que en noviembre pasado Cecilia Karlezi tomara el control del establecimiento de salud.

Su salida se maneja con hermetismo. Y en el hecho esencial que la Clínica Las Condes presentó ayer a la Comisión de Mercado Financiero se establece que Andrés Illanes renunció a la gerencia general del establecimiento. Sin embargo, lo cierto es que el fin de semana recién pasado el presidente del directorio de CLC, Alejandro Gil, le pidió el cargo.

El ingeniero comercial UC aterrizó en el establecimiento de salud el 17 de febrero en reemplazo de Jaime Hagel, quien llegó a ese puesto cinco meses antes tras la salida de Jaime Mañalich. Pero en noviembre de 2019, Cecilia Karlezi tomó el control de la clínica y al poco tiempo decidió remover al gerente. Y poner, en vez a Illanes.

Quienes conocen al ejecutivo, MBA de Cambridge, destacan su trayectoria en el área de la salud: fue gerente general de la Clínica Dávila -hasta noviembre de 2018 cuando United Health Group tomó control de la institución- y de la Clínica UC. “Es muy conciliador, empático y muy abierto al diálogo”, dice una persona que trabajó con él.

Sin el conflicto que atraviesa la clínica con el sindicato habría sido motivo suficiente para que el directorio decidiera pensar su salida: El 30 de abril el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, acogiendo la solicitud de una de las asociaciones de los trabajadores, dictó medidas que a ojos de la institución «ponen en riesgo el funcionamiento de la clínica y representan un golpe al corazón del sistema de salud integrado que ha dispuesto la autoridad sanitaria para enfrentar la pandemia del Covid-19». Entre ellas, el aislamiento total de los trabajadores que cuiden a grupos de riesgo, incluidos menores de 10 años, y cuarentena preventiva de todo el personal que haya tenido contacto con un compañero diagnosticado con Covid-19. La CLC apeló al fallo y está a la espera de una resolución.

Cercanos a la institución aseguran que el directorio habría considerado “deficitario” el manejo del gerente del conflicto. Y que este habría sido el gatillante de su salida. Por eso, el presidente del directorio, Alejandro Gil habría preferido poner en ese cargo a alguien de su absoluta confianza, como es el que hasta entonces ejercía como director del establecimiento, Fredy Jacial. “Es un tema de diferencia de estilos”, matiza una fuente relacionada al recinto de salud.

Jacial es ingeniero comercial de la U de Santiago, MBA de la UAI, y ha desarrollado una carrera principalmente en la industria financiera y bancaria. Lo describen como “de un perfil muy ligado a la gestión y a la tecnología”. Generacionalmente, agregan, es más cercano al presidente del directorio que el ex gerente. Llegó a la mesa de la CLC en abril de 2019 en representación del grupo Auguri.

El domingo Jacial presentó su renuncia al directorio que se hizo efectiva ayer en un hecho esencial enviado a la CMF. Ese mismo día fue nombrado nuevo gerente general. “Quieren tener a alguien más cercano a ellos en la administración, para tener el control de lo que pasa”, asegura un conocedor de la industria.

Renuncias

Desde que el family office de Cecilia Karlezi tomó el control de la clínica, ha habido una seguidilla de cambios en los cargos administrativos de la CLC. Este es el segundo gerente general que sale, que se suma al gerente de Administración y Finanzas y al director médico: en diciembre René Tejías reemplazó a May Chomalí. “Siempre se dice que ellos renuncian, pero todas ellas han sido solicitadas por el controlador”, relata una persona ligada al establecimiento.

 

Te invitamos a seguir leyendo nuestros contenidos. Puedes acceder al papel digital haciendo click aquí y suscribirte para recibir Capital en este enlace.