Hace algunos días el jurado que estaba analizando el caso entre Apple y Samsung entregó su veredicto. En primera instancia determinó que Samsung debería pagar mil millones de dólares a la empresa de Cupertino por la infracción de varias patentes registradas por la comprañía de la manzana. Según explica Engadget, para llegar a esta conclusión […]

  • 28 agosto, 2012

Hace algunos días el jurado que estaba analizando el caso entre Apple y Samsung entregó su veredicto. En primera instancia determinó que Samsung debería pagar mil millones de dólares a la empresa de Cupertino por la infracción de varias patentes registradas por la comprañía de la manzana.

Según explica Engadget, para llegar a esta conclusión el juicio analizó si Samsung había quebrantado la ley que indica que una compañía viola los derechos del propietario de una patente al hacer, usar o vender una invención sin la autorización respectiva.

Con eso punto de partida, se estableció que Samsung EEUU como Samsung Corea eran culpables por violar los derechos de patentes y por “inducir a la infracción”, respectivamente.

Pero, ¿cómo llegaron a esta conclusión? Los jueces simplemente analizaron si las patentes de Apple eran válidas y si los productos de Samsung violaban dichos derechos.

 

Las denuncias de Apple

En el juicio, la empresa de Cupertino demandó a Samsung por infringir seis de sus patentes:

  1. El rebote cuando se va más allá de la pantalla
  2. Scroll y zoom táctil
  3. Doble tap para agrandar y achicar imágenes
  4. Vidrio de extremo a extremo, marco de la pantalla y orificio auriculares
  5. Esquinas redondeadas y botón de inicio
  6. Organización de los íconos en malla (mediantes filas y columnas)

Además, presentó el polémico manual elaborado por Samsung para cumplir con los estándares de Apple, lo que generó indignación en la empresa de la manzana, pero que no tuvo mucha relevancia en el juicio.

 

El fallo

Luego de analizarse las patentes y las demandas realizadas por Apple, el veredicto fue el siguiente:

  • Los 21 dispositivos de Samsung EEUU cuentan con el “rebote más allá de la pantalla”.
  •  La mayoría de los productos viola la patente de zoom y navegación
  • Todos, excepto el Galaxy Ace llevan el cristal de extremo a extremo al igual que los productos Apple.
  • El Galaxy S, Galaxy S 4G y Vibrant tienen las esquinas redondeadas, violando la patente Apple

Todos los productos organizan sus íconos a través de la “malla”, infringiendo los derechos de la empresa de la manzana.

Además de estos puntos, se acusó a Samsung de “aprovecharse ilícitamente de la imagen comercial de Apple, buscando similitudes estéticas”, las que según la empresa de Cupertino, se utilizarían para “engañar a los clientes”.

 

El castigo

Si bien el veredicto ya dio a Samsung  -EEUU y Corea- como culpable, y establece que deberá pagarle $1.049.393.540 dólares a Apple, aún no es definitivo.  Esto porque aún falta que la jueza revise y analice cuidadosamente el informe del jurado, tras lo cual dará el valor final a pagar.