Con una gira por el sur del país, el candidato presidencial de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, inaugurará su estrategia en lo que se considera la recta final de la campaña por las municipales de octubre. Mientras algunos le critican por no haberse involucrado profundamente en terreno hasta ahora con los postulantes a alcaldes y concejales […]

  • 20 agosto, 2008

Con una gira por el sur del país, el candidato presidencial de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, inaugurará su estrategia en lo que se considera la recta final de la campaña por las municipales de octubre. Mientras algunos le critican por no haberse involucrado profundamente en terreno hasta ahora con los postulantes a alcaldes y concejales –ello, por priorizar sus propias acciones como abanderado presidencial-, no cede tampoco en su intensidad el debate sobre el rol que le compete cumplir en la campaña, como representante de la Alianza.

En la sede de RN se enfatiza que “estará con todos los candidatos que se lo pidan”, pero en la UDI son cautelosos al respecto. Sus dirigentes plantean “en off” que a algunos de sus candidatos sencillamente no les conviene mostrarse en campaña con Piñera; en particular, los que están más afianzados en las preferencias y tienen prácticamente asegurada su reelección. Ya el secretario general del partido, Víctor Pérez, ha manifestado sus aprensiones por incorporarlo en estrategias que lo validen como el abanderado del sector. El lenguaje es muy políticamente correcto, pero es obvio que el tema incomoda a la UDI y a sus dirigentes, que dilataron hasta el año próximo su definición del nombre que llevarán para los comicios presidenciales. Entretanto, la secretaria general de Renovación Nacional, Lily Pérez, confirmó a Capital que a fines de mes Piñera estará en Temuco, para luego recorrer zonas como Pucón y Villarrica, y que aparecerá en público apoyando a todos los candidatos que ya “le están llamando”.