En un ambiente abarrotado de SUV y crossovers se extraña el sedán. El auto elegante, versátil y confortable que Peugeot trae de vuelta haciendo honor a su larga tradición de “saloons”, que contiene modelos tan destacados como su añorable 404 y el recordado 504, entre muchos otros.

  • 12 abril, 2019

La casa francesa del león goza de una saludable posición en el mercado chileno. Se ha sabido adaptar a los tiempos, y a la vez que obtiene buenas ventas con modelos de gran diseño, desempeño y equipamiento sobre todo en SUV y hatchbacks, parecía que algo faltaba en su line-up: un sedán competente, elegante y agresivo, sofisticado y funcional. Bueno, acaba de llegar y su nombre es Peugeot 508.

A los vehículos de tres cuerpos (capó, habitáculo y maletero), les queda bien cierto dinamismo deportivo, inherente a su aerodinámica, su estabilidad y sus posibilidades de diseño. En ello el Peugeot 508 da cátedra y propone regresar al sedán. Un auto que se comporta bien en ciudad, que es versátil, sirve pata viajes largos y además puede ser muy divertido de conducir. Virtudes que poseían su extensa estirpe de competentes autos tres cuerpos, muchos de ellos presentes en la memoria colectiva de los chilenos como el 404 (casi protagonista de la serie Los 80) o, el 504, un auto cercano, potente, dinámico y funcional.

Atractivo y bien proporcionado, el Peugeot 508 llega a retomar tradiciones desde las últimas tendencias. La nueva parrilla frontal, segmentada de la marca, con el león rampante como protagonista de su juego estético, se conjuga con una silueta de coupé, siempre atractiva y propia de la deportividad que se le exige hoy a un sedán de este segmento.

Se estrena en Chile en dos variantes: Alllure y GT, la primera con motor turbodiésel, eficiente y con bajas emisiones, de 1997 cc de desplazamiento, que ofrece 180 caballos, con impresionantes 400 Nm de torque. Estas cifras valen de poco sin la práctica, que adelanta que acelera veloz y recupera aun mejor. La variante GT, aún más dinámica, propone un motor avanzado de 1.6 litro, de nada menos que 225 caballos.

Cifras de entretención Allure, ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h de 8,3 segundos y una máxima de 235 km/h; mientras que en la variante GT detiene el tiempo en 7,3 segundos, en el 0 a 100 km/h.

Cuenta con el nuevo i-Cockpit de la marca, que incluye volante compacto, un Head Up Display y pantalla táctil capacitiva de 25,4 cm (10’) HDI. En Peugeot prometen que aumenta la sensación de calidad y dinamismo en su conducción.

Agrega además conectividad con smartphones y tablets, gracias a su Apple Carplay, Android Auto y Mirrorscreen. Seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad ESP y asistente de frenado de urgencia AFU permiten una conducción mucho más segura y confiada. Además, ahora el nuevo 508 ofrece a sus clientes asistencia de mantención de carril, velocidad crucero adaptativa con función STOP & GO, asistente de estacionamiento, cambio automático de luces altas/bajas, lectura de letreros de velocidad y sistema de frenado automático de emergencia.

 

También suma, para aspirar a competir en el segmento premium nacional, con climatizador digital bizona, sensores de distancia delanteros y traseros con cámara con vista en 360°, sistema de sonido HiFi FOCAL®, portalón eléctrico y sunroof panorámico, los ocupantes podrán vivir un nivel de confort de alta gama.

#CapitalMotor

¿Te gustaría recibir este tipo de contenido en tu correo? Recibe cada viernes, nuevos modelos y reseñas de lo mejor en motores suscribiéndote gratuitamente aquí.